viernes, 3 de abril de 2020

Sueños frágiles, de Yara Zgheib. Donde conviven el pánico y la esperanza

Maya Velasco.
Sueños frágiles de Yara Zgheib es una obra absolutamente aterradora, pero a la vez absolutamente esperanzadora que nos introduce en el doloroso mudo de la anorexia.

Nos cuenta en primera persona la historia de Anna, parisina de 26 años, bailarina y anoréxica. Comienza contándonos su matrimonio con Mathias, sus paseos por París, y su posterior traslado a Estados Unidos donde él tiene una excelente oportunidad de trabajo. Y a la vez nos va dando pequeñas claves de cómo y por qué va dejando de comer y cada vez hace ejercicio de forma más compulsiva. Cuando la situación ya no puede ir a peor, Mathias la lleva a un centro de rehabilitación.

Aquí comienza la enternecedora historia de la casa de melocotón, 17 Swann Street, donde un grupo de mujeres lucha contra sus peores demonios.

Os puedo asegurar que Yara cuenta el pánico que le entra a Anna ante las comidas de manera tan real que el lector puede imaginar cada sabor, cada textura, cada caloría. Es verdaderamente impresionante la prosa de la autora, como nos conduce a través de la angustia, cómo nos comprender algo de lo que no teníamos ni idea y cómo nos hace ponernos en la piel de estas mujeres. ¿Cómo una persona puede llegar al punto de casi dejar de serlo?:” ¿A qué me dedico en la vida real? Mi respuesta sincera sería: Hace años que no tengo vida real. En esta he pasado la mayor parte de los días evitando comer.”

Otra de las reflexiones más importantes del libro, es lo necesaria que es la ayuda y el apoyo de los demás para poder salir de este hoyo sin fondo. Estas mujeres desde sus propias miserias forman una red de ayuda infinita que impide que caigan más en ese hoyo. La desesperación se hace también patente en las familias que ven al enfermo ir matándose poco a poco sin ser capaz de reconocer su problema.

Aunque pudiera intuirlo, nunca tuve una percepción tan real de esta enfermedad. Como ya dije, la autora hace un trabajo increíble para transmitirnos los sentimientos de Anna. Y también nos da un rayo de esperanza en el convencimiento de que todo puede arreglarse y salir bien.

viernes, 27 de marzo de 2020

La favorita del Harén, de Andreu Martín. La violencia justa fuera del paraíso

La favorita del Harén, de Andreu Martín. La violencia justa fuera del paraíso
Necesitamos salir de casa, la calle se nos antoja un mundo lleno de luz y de maravilloso humo que nos envuelve sin que apenas nos demos cuenta, pero no debemos salir. Estaréis de acuerdo conmigo en que la mejor forma de huir es hacerlo de la mano de autores como Andreu Martín que en esta ocasión nos vuelve a llevar a su magnífico Harén del Tibidabo, un paraíso de lujo, sexo y secretos.
En La favorita del Harén nos reencontraremos con Emili Santamarta y con un elenco de personajes tan histriónicos como él.

Al Harén llega una escuálida joven conocida como la Caldera pidiendo a Mili asilo. La quieren matar y Mili, todo corazón, se ofrece a ayudarla. A partir de ese momento nuestro narrador y protagonista indiscutible se verá envuelto en la lucha entre dos bandas de mafiosos, los Santiago y los Klein además de un par de guardias civiles que no quieren que salgan a la luz sus secretos más oscuros. Y ya está el lío formado.

Si en El Harén del Tibidabo Mili no salía a la calle por su agorafobia, en La favorita del Harén Mili apenas entra. Con los gorditos, dos enanos “esféricos, caritas risueñas, ojos lastimeros, suplicantes de un trato de favor” pero muy crueles pasará una terrible noche de Halloween y se unirá a una manifestación independentista en Monserrat. Una noche festiva y un luminoso día con una música ambiental inolvidable: los gritos y los tiros de sicarios que parecen salidos de una novela de Tom Sharpe.

Mili nos cuenta la historia. Sus recuerdos son los que nos guían por esta historia de mafiosos. Los momentos que él no vivió, también los cuenta en primera persona. Mili Santamarta puede hacer eso y lo que le dé la gana.

Otra vez Andreu Martín nos muestra personajes que no son lo que parecen ser. Los Sambitos, los mafiosos gorditos y con apariencia bonachona son unos criminales extremadamente fieros cuya meta es matar de manera despiadada al guardia civil que disparó durante un robo a Delfín, su único hijo y heredero del imperio de sus padres, de ahí su nombre. Una de los guardias civiles extorsionados cumplimenta sus ingresos y su insatisfecha vida trabajando en el harén con el sobrenombre de Semíramis. El propio Mili pasa de la bondad y la inocencia a tener mano dura y gatillo fácil. La Caldera parece que va a ser la protagonista de esta historia pero nadie puede eclipsar a Mili.

Andreu Martín vuelve a enseñarnos una de las múltiples caras de Barcelona en una carrera contrarreloj. Negra, divertida, con una Barcelona de fondo que no siempre es amigable pero que siempre es el perfecto escenario para las novelas de Andreu Martín. Leedla y quedaos en casa, por favor.

viernes, 20 de marzo de 2020

Olor a muerte en Pioz, de Beatriz Osa. El terrible asesinato que ocurrió en Guadalajara

Maya Velasco
Olor a muerte en Pioz de Beatriz Osa es la última publicación de la colección Sin Ficción de la Editorial Alrevés. Esta serie me ha parecido hasta ahora interesantísima, en primer lugar porque trata de casos muy mediáticos de los que todos hemos oído algo pero no sabemos mucho y en segundo lugar porque el trabajo de documentación y redacción de todos estos periodistas es indiscutiblemente magnífico.

El caso que ahora se nos presenta es el de Patrick Nogueira que mató y descuartizó a cuatro miembros de su familia: su tío Marcos (40), su tía Janaína (39) y los dos hijos de estos de 1 y 3 años. El relato va desde el día que se descubre el hecho hasta el final del juicio. El día del horror fue el 17 de agosto de 2016. Descuartizó a sus dos tíos y metió a todos en bolsas de basura. Un mes después los vecinos no aguantaron más el olor y se encontraron los cuerpos en alto grado de descomposición.

Como en los otros casos tengo que resaltar el trabajo de Beatriz Osa que relata el caso dando los detalles escabrosos más necesarios para la comprensión del terrible suceso. Su prosa es perfecta, el relato sobrio, pero sin ser una lista de datos sin sentido. Incluso introduce referencias a sucesos del momento para situar al lector en aquellos días, y compara este con casos similares del momento. También añade datos de estudiosos de diversos temas relativos al proceso.

Y además, el reconocimiento del trabajo de todos los implicados  en el caso, tantos y tantos técnicos y profesionales que han dedicado cada minuto a explorar las pruebas, a encontrar la verdad.
Su descripción del olor a muerte, ya presente en el título, es tan descriptivos, que nos parece estar allí, en ese chalet de los horrores de Guadalajara: “Quien lo ha olido sabe que volverá a olerlo, aunque nada a su alrededor se esté pudriendo”.

El personaje de Patrick se refleja de forma precisa, sus gestos, sus posturas, su físico, sus pensamientos expresados a través de su teléfono móvil o sus declaraciones, su posible enfermedad psíquica. Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención es la descripción del propio Patrick:

“Yo he cavado mi tumba de niño. Son un cúmulo de delitos, de contraversiones, de mierdas…Es una evolución de desgracias, una detrás de la otra. He bebido hasta no aguantar más y he cambiado de ciudades, pero no ha cambiado nada. He llegado hasta este punto y no puedo cambiar el pasado”.

Esta es la única explicación: una infancia de malos tratos, demasiado alcohol, demasiadas lecturas macabras y de violencia extrema, demasiada maldad.

El relato del juicio es también extremadamente interesante. Como nos explica Beatriz Osa, los juicios mediáticos son especiales. En este hubo mucho público. Patrick cambió por completo de aspecto. Parece un niño bueno y lo primero que hace es pedir perdón a todo el mundo.

En fin, no puedo menos de recomendaros Olor a muerte en Pioz, un relato esclarecedor de los terribles sucesos acaecidos en Guadalajara en 2016.

viernes, 13 de marzo de 2020

Las lágrimas de Hauwa Samuel o cómo fundir el humor con la más dura crítica social

Las lágrimas de Hauwa Samuel o cómo fundir el humor con la más dura crítica socialJavier Rodríguez Pascual acaba de publicar la tercera novela de la saga de Yaiza Cabrera, excéntrica
detective que conocimos en El primer gran caso de Yaiza Cabrera y Procelosos lodazales. Esta novela, Las lágrimas de Hauwa Samuel, es la más social de la saga ya que encara uno de los problemas más terribles de la sociedad actual, la trata de seres humanos.

La Guardia Civil, casi por casualidad, hace un control a uno de los camiones que circulan por las autopistas madrileñas. Casi por casualidad descubre en su interior a veinte jóvenes subsaharianas y, casi por casualidad uno de los agentes dispara al conductor del camión. Poco después Yaiza Cabrera es contratada para acudir a la lectura del testamento del empresario dueño de la empresa de camiones en la que se encontraron las chicas, Leocadio Huidobro. Allí conoce a los dos hijos del empresario y a sus mujeres y todos descubren que el empresario había adoptado recientemente a una hija que Leocadio tuvo fuera del matrimonio y a un joven subsahariano.
Colándose entre los capítulos del libro el lector va a descubrir la dura historia de Hauwa Samuel y de su hermana Doris que engañadas llegan al Primer Mundo arrancadas de un pequeño paraíso para ser encerradas entre los grises muros de Occidente.

Las lágrimas de Hauwa Samuel es la novela que más redonda de las que he leído del autor. Su estilo ágil, fresco y divertido en esta ocasión está salpicado del dolor de muchas mujeres víctimas de una sociedad que comete actos terribles y de unas personas que sacan beneficios económicos de la venta de personas que intentan convencerse de que ellos no tienen culpa por mirar para otro lado. Todos nosotros miramos de frente cuando pasamos por alguno de los clubs de carretera sin querernos enterar de que dentro de ellos hay mujeres obligadas a prostituirse para pagar una deuda que no quisieron contraer y de la que nunca podrán librarse.

Aunque esta es la tercera novela protagonizada por Yaiza Cabrera se puede leer perfectamente de manera independiente. La protagonista ha evolucionado hasta convertirse en una detective profesional que no duda en seguir su instinto pero que sabe pedir ayuda si la necesita. Así nos encontraremos con su amigo con derecho a roce, Melitón, y el jefe de este el Inspector Luis Bárcenas que acompañarán a Yaiza hasta descubrir cómo se produjo la muerte del empresario y qué escondía este en su flota de camiones.

Es esta una novela llena de ironía, llena de humor, llena de personajes que parecen sacados de nuestras historias cotidianas. Las gemelas casadas con los hijos de la víctima no dejaban de recordarme a las hermanas de la Cenicienta.

Así que no puedo, una vez más, dejar de recomendaros que leáis Las lágrimas de Hauwa Samuel para descubrir cómo puede fundirse el humor con la más ácida crítica social haciendo que esto parezca una tarea sencilla, por supuesto sin serlo, bajo la pluma de Javier Rodríguez Pascual.

domingo, 8 de marzo de 2020

8 mujeres, 8 escritoras, 8 novelas escritas por mujer, 8 de marzo

No sabemos si Anónimo fue mujer pero sabemos que Jane Eyre se publicó bajo el nombre de Currer Bell en vez de con el nombre de su autora, Charlotte Brontë. La escritora Colette escribió sus primeras obras literalmente suplantada por su marido Henry Gautier-Villars. Cecilia Böhl de Faber y Larrea decidió publicar con el pseudónimo de Fernán Caballero evitando así que sus escritos fueran considerados obras menores. Mary Ann Evans escribió uno de mis libros preferidos, Middlemarch pero con el nombre de George Eliot. Louisa May Ascott publicó con su nombre real una novela hasta ahora de y para mujeres, Mujercitas, sin embargo publicó otros escritos con el nombre de A. M. Barnard. ¿Habéis leído Mary Poppins? Pues lo escribió Pamela Lyndon Travers, pero lo publicó como P. L. Travers. La autora danesa de Memorias de África, Karen Blixen, obtuvo tanto éxito con su pseúdonimo masculino Isak Denisen que siguió utilizándolo a pesar de que se descubriera su verdadera identidad. Por último os recuerdo el caso de Joanne Rowling que escribió la serie de Harry Potter con el nombre de J. K. Rowling y otras novelas con el de Robert Galbraith.

No sólo estas 8 mujeres publicaron con pseudónimo masculino, muchas otras lo hicieron y sus obras se convirtieron en nuestros libros de referencia.

Hoy vamos a celebrar el Dia Internacional de la mujer con otras 8 escritoras que nos van a decir cuáles son los libros, escritos por mujeres, que las han marcado. Empecemos.

Empar Fernández
Suite francesa de Irène Némirovsky por la amplitud de su mirada.

Susana Hernández
El libro que recomiendo es "Incesto" de Anaïs Nin. Pocos libros exploran la sensualidad, el deseo y el amor con de forma tan magistral. "Incesto" es el primer volumen de los diarios amorosos de la escritora, y al mismo tiempo es también la crónica de buena parte del siglo XX.  Imperdible.

Prado G. Fernández
En carne viva me pareció un título sugerente en castellano y en inglés tremendo (In the cut) y despertó enseguida mi curiosidad. El personaje de Frannie, la profesora de escritura, estudiosa de la jerga juvenil, de vida solitaria y algo anodina, se revela como una mujer apasionada, intensa, capaz de romper tabúes. La narrativa utilizada por Moore me pareció erótica y capaz de sumergirnos en el personaje principal y en el de su amiga. Me fascinó la atmósfera que la autora consigue crear, cómo desarrolla un thriller a un ritmo de novela casi costumbrista. De repente me vi sumergida en una historia oscura, que desprendía olor a sangre y a sexo. Hace mucho tiempo que la leí pero recuerdo la sensación turbadora de estar en la cabeza de los personajes, el punto de voyerismo de Frannie espiando a hurtadillas una felación y después su morbo incontenible por conocer sobre el asesinato de la mujer, el morbo ante el crimen y la sangre... Las tramas y subtramas, la sensación de que los protagonistas se están metiendo, sin darse cuenta, en la boca del lobo y la terrible convicción de que la historia va a acabar mal. Y el sabor de boca cuando llegué a la última página. Buf... Historia potente u personajes potentes. Me tocó mucho. Cuando fui a ver la adaptación cinematográfica, realizada por la misma autora,dirigida por la Champion y protagonizada por Meg Ryan (muy alejada de su registro habitual) volvió a tocarme a pesar de que el final es otro.

Susana Martín Gijón
Pues me voy a ir a una novela gráfica, Persépolis. Conocer la revolución islámica a través de la mirada de una niña, Marji, y vivir con ella lo que significó en su vida y en la de tantas mujeres me removió hasta los cimientos. Para mí, un imprescindible.




Graziella Moreno
No es fácil decidirse por un libro que te haya marcado. Son muchos, y algunos forman parte de tu vida sin que seas consciente. Uno de los que siempre está presente
es Soledad (“Soledat”) de Víctor Català, el seudónimo de una escritora catalana, Caterina Albert, que publicó en 1909. La lucha de una mujer, Mila, en la búsqueda de su propia identidad más allá del matrimonio, de la sombra de su marido, me marcó como lectora y como escritora. Por su fuerza, por su manera de contar las cosas. Y en el siglo XXI, Dolores Reyes, escritora argentina, ha publicado su fantástica Cometierra, en la que las mujeres siguen buscado su identidad, frente a la crueldad, la prepotencia y el machismo. Dos novelas, dos siglos, la misma lucha.


Susana Rodríguez Lezaun
Leí Matar un ruiseñor cuando tenía 15 o 16 años. Mientras lo hacía, no tenía ni idea de que Harper Lee era una mujer. Con ese nombre debería haber sido un varón. No lo descubrí hasta que llegué a la contrasolapa, sin foto, y vi que decía "nacida en...". Lo leí una vez, asombrada, luego vi la película y volví a leer el libro de un tirón para captar lo que se me había escapado en la primera lectura. Veía a Atticus, veía al acusado, veía a Scout. Lo veía todo en las páginas. Y el racismo, la separación de clases y la determinación del abogado. Crudo y directo. Real. Me impresionó muchísimo. Hoy, tengo cinco versiones de este libro en diferentes idiomas. Para mí, como persona, hubo un antes y un después de Matar un ruiseñor.

M. Carmen Sinti
Me han pedido que os recomiende un libro escrito por una mujer que me haya marcado. He estado
recapacitando y me he dado cuenta de que en mis primeros pasos como lectora me dejé llevar de la mano de muchas autoras pues las primeras novelas que leí fueron de Enid Blyton y, muy poquito después, ese campo lo ocupó Agatha Christie, que me descubrió todo un mundo de misterio que desde hacía tiempo yo venía anhelando.
Pero de entre todos los libros de aquella época en la que estrenaba esas sensaciones de descubrir historias y que estaba decidiendo si creérmelas o no, hubo una novela que me marcó especialmente, y mucho más porque me la recomendó mi padre, un hombre que no había tenido la oportunidad de ir a la escuela de niño pero que había aprendido lo básico con mucho amor propio y lo primordial con muchas experiencias vividas.
Y yo le hice caso y cogí de sus manos ‘Siempre en capilla’ de Lluïsa Forrellad, una novela que relata la lucha de tres médicos jóvenes durante una durísima epidemia de difteria en Inglaterra en el siglo XIX. Me dejó con la boca abierta.
Lluïsa Forrellad ganó el premio Nadal de 1953 con esta novela y no fue hasta después de más de 50 años de silencio cuando publicó en 2006 ‘Fuego latente’, que narra una historia romántica ambientada en la convulsa Barcelona de finales del siglo XIX, donde se entremezclan pasiones, secretos y revueltas. La leí y también me gustó, pero no sentí lo mismo que con la primera, quizás porque yo no había cumplido ni mi segunda década aún.
Y para un lector, el momento en el que lee un libro está íntimamente ligado con lo que siente y recuerda de por vida.

Jimena Tierra
Anne Sexton. Su poemario completo antes de suicidarse creo que es lo que más me ha marcado
'Esperando morir', de Anne Sexton. Debajo del Pulitzer había una mujer enterrada en vida, deseando dejar de ser.

(Os dejo el enlace a la poesía recomendada por Jimena recitada por Tomás Galindo.)
Esperando morir


Gracias a estas 8 escritoras, gracias a todas y feliz día de la mujer!




viernes, 6 de marzo de 2020

Progenie, de Susana Martín Gijón. Las familias han cambiado

Progenie de Susana Martín Gijón es una novela de mujeres (no para mujeres) porque las protagonistas son mujeres, las víctimas son mujeres y se reflejan muy bien las inquietudes y formas de actuar de estas.

Desde el primer momento me enganchó porque los personajes son personas muy normales, como nosotros, rápidamente te identificas con ellos. La narración transcurre en Sevilla y en un ambiente que todos vemos como familiar: tomar una cerveza fresca en una terraza en días de calor, verse inmerso en un atasco, o sobrevivir bajo un ventilador. Del mismo modo, el lenguaje es cotidiano, fresco, de la calle. Los capítulos son cortos y dan mucha vivacidad a la acción.
La acción se dispara desde el primer momento con el hallazgo de una mujer asesinada en medio de la calle. Pero las alarmas saltan cuando ven que lleva un chupete en la boca. Y además, Sole, la asesinada, está embarazada. El principal sospechoso es Alonso, su ex.

El grupo de investigación es de lo más variopinto y muy español. La inspectora, Camino, que lo es porque su jefe está grave en el hospital, es una mujer madura, independiente, no quiere ataduras de ningún tipo. Como mascota tiene una colonia de hormigas. “Esos insectos representan todo lo que ella no es. Liviana con el seguimiento de las normas, le cuesta obedecer las órdenes con las que no comulga y los convencionalismos impuestos por una sociedad de la que se siente ajena con demasiada frecuencia”

Tenemos a Teresa, una mujer a punto de jubilarse que va a la comisaria con la bolsa de la compra; Lupe y Fito que se sienten un poco minusvalorados, Pascual, recién divorciado que se tiene que tragar los discursos feministas de su jefa. Todos aportan su grano de arena en la resolución del caso.

Lo que Progenie me ha transmitido a mí, es la forma en que las mujeres afrontan la maternidad hoy en día, porque nos muestra la enorme variedad de madres que hay. Por un lado tenemos a las mujeres que simplemente no quieren tener hijos (Camino) y a las que la sociedad tilda de egoístas. La pareja de mujeres homosexuales que desean tener un hijo al que cuidar que las perpetúe en el tiempo. La mujer sin pareja que desea un hijo y que está dispuesta a cargar con todo el trabajo que conlleva estar sola. La mujer demasiado mayor que no quiere perder el último tren y quiere quedarse embarazada. Todas ellas acuden a una clínica de reproducción en busca de ayuda.

El segundo tema importante es la situación de desventaja que seguimos teniendo las mujeres en un mundo que sigue siendo machista. Esta frase creo que resume perfectamente la situación “Un mundo en el que se les ha vendido a las mujeres una falsa igualdad acompañada de libertad para trabajar como los hombres, pero que implica algo que no les cuentan: si quieren ascender en el escalafón como ellos, no se pueden distraer. Y ser madre es una distracción imperdonable”.

Progenie es una novela fresca, rápida, con toques de humor, con una trama que te mantiene en vilo. Esperemos que Susana Martín Gijón nos regale otra muy pronto.

viernes, 28 de febrero de 2020

La estrategia del cocodrilo, de Katrine Engberg. La precaria dependencia entre seres que se ayudan

Maya Velasco
La estrategia del cocodrilo es la primera novela de Katrine Engberg. No deja de sorprenderme cómo una bailarina y coreógrafa de repente escribe una novela negra tan bien argumentada. La autora ha conseguido con su primera obra un éxito enorme en Dinamarca y promete crear una saga al puro estilo del noir nórdico.

La trama se centra en un edificio. En el piso de arriba vive la propietaria, Esther De Laurenti, profesora retirada que está empezando a escribir una novela negra y vive con sus perros. Debajo dos jóvenes estudiantes, una de ellas, Julie hija de una amiga de Esther. Y en el piso de abajo un anciano con movilidad reducida que una mañana al bajar la basura encuentra a Julie muerta en la entrada de su piso, salvajemente golpeada. No hay motivos ni pistas, pero desde el primer momento se intuye que todo tiene relación con Esther. ¿Es casualidad que los padres de Julie estén en un hotel de la ciudad?

Tiene todos los ingredientes de este género. En primer lugar, está ambientado en un país instalado en el bienestar, pero con una salud mental mediocre: “Copenhague: un mosaico de flores y porquería”. Un clima frío donde el sol es un bien escaso y muy apreciado.

El investigador principal, Jeppe, como es habitual en la novela nórdica es una persona triste con una compleja situación personal. En este caso está recién divorciado y no logra despegar de su situación y sentimiento de fracaso personal. Su contrapunto, Anette, una mujer feliz y vital.

AL final, la resolución del caso llega tras analizar la vida pasada de los personajes, sus motivaciones y los incidentes que tuvieron. Sospechosos que se convierten en víctimas y víctimas que no se ven.

Los personajes, sobre todo los principales están perfectamente delineados, sus vidas, sus miserias y sus alegrías, si bien la resolución final no cuadra con la idea que el lector se ha ido haciendo a lo largo de la trama.

El porqué del título se explica en la novela, el pájaro que vive a costa de la comida que hay entre los dientes del cocodrilo y que puede verse comido en cualquier momento. esto es, dependencia entre seres que se ayudan mutuamente. En este caso se explica por la manipulación que puede ejercer una persona sobre otra débil.

No contiene largas descripciones lo que hace la lectura más dinámica. Los capítulos son cortos. La lectura es fácil, amena e intrigante.

Lo principal es como siempre la crítica social. He visto a menudo en las últimas obras de la novela negra nórdica casos de niños abandonados, de embarazos no deseados, de rencor hacia un abandono inexplicable, vidas destrozadas que acaban abonando un ansia imparable de venganza. Y de esto trata La estrategia del cocodrilo.

“Secretos, quizá. Las personas que cargan con una tristeza o que han vivido cosas violentas son más interesantes que las personas felices”.

Nº de páginas: 360
Editorial: MAEVA
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación:Tapa blanda
ISBN: 9788417708658
Año de edición:2020

viernes, 21 de febrero de 2020

La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes. Continúan los episodios de una guerra interminable

Almudena Grandes acaba de publicar la quinta entrega de los Episodios de una guerra interminable. Si con Los pacientes del Dr. García nos llevaba a la España de los años 40 con La madre de Frankenstein nos mostrará el universo oscuro que es un manicomio de mujeres en los años 50 donde reside la parricida más famosa de nuestro país, Aurora Rodríguez Carballeira.

Germán Velázquez es un joven psiquiatra exiliado en Suiza. Cuando recibe la propuesta de trabajar en Ciempozuelos, en el pabellón de mujeres, no duda en volver a su casa donde se da cuenta de que el país que dejó es muy diferente al que regresa. En el manicomio se encuentra con una Aurora muy diferente a la que conoció en su niñez. Ella ha envejecido y está encerrada en su mundo sin que nadie se preocupe por ella. Sólo una joven enfermera, María Castejón utiliza su tiempo libre para leer a Aurora.

La madre de Frankenstein gira alrededor de estos tres personajes. Los tres nos mostraran su presente y recordarán su pasado. Germán nos descubrirá cómo pasó la juventud habiendo sido acogido por los Goldstein, una familia alemana a la que los nazis les harán recordar a la fuerza sus orígenes judíos en una Alemania golpeada por el odio. Aurora recuerda el gran proyecto en el que fracasó, tener un hijo y convertirlo en el prohombre. Casi lo consigue con su hija, Hildegart, una niña superdotada que se convirtió en un icono feminista hasta que Aurora se da cuenta de que Hildegart quiere emanciparse. Aurora la asesinó, según sus propias palabras, como un escultor destruye su obra si esta no sale como él quería.  Aurora padecía paranoia y delirios de grandeza. Ya en el manicomio, Aurora empezará a coser enormes muñecos con los que intenta continuar su obra. María nunca ha salido del manicomio. Su abuelo era el jardinero de Ciempozuelos y Aurora se empeñó en enseñarla a leer, ahora trabaja allí como enfermera. En una sociedad donde el pecado es delito y donde todo es pecado, María está marcada y su única alegría es devolver a Aurora todo lo que la enseñó.

En los años 50, España era un país sin esperanza. Hasta entonces los españoles pensaban que los aliados podrían ayudarles cuando terminara la guerra en Europa, pero en esta década eran plenamente conscientes de que nadie iba a venir. Una dictadura en la que la Iglesia tenía un poder inmenso y donde las mujeres eran una propiedad del padre hasta que pasaban a ser una propiedad del marido. Nadie se atrevía a levantar la voz y todos juzgaban inmisericordemente a sus vecinos.

Almudena Grandes, siguiendo el modelo de Galdós en los Episodios Nacionales incluye entre los personajes de ficción a personajes que tuvieron relevancia en la época descrita. Así, en La madre de Frankenstein, el psiquiatra Vallejo Nájera, director del módulo de hombres de Ciempozuelos que defendió que los comunistas tenían el "gen rojo" que sólo podía eliminarse con una educación adecuada. Él es que comenzó con el robo de  niños de padres republicanos para entregarlos a familias del Régimen. Aseguraba también que él era capaz de curar la homosexualidad.  Y el Obispo Eijo y Garay, su rival, que representa el inmenso poder que tenía la Iglesia.

En La madre de Frankenstein la acción se desarrolla casi en su totalidad dentro del manicomio paradigma del mundo exterior: la diferencia de clases, ya que no vivían igual las enfermas pobres que las que tenían dinero; la situación de los homosexuales, en esta sociedad considerados enfermos y por tanto eran recluidos en los manicomios, sometidos a lobotomías hasta que “sanaban”; el robo de niños arrancados de los brazos de sus padres para que las familias del régimen los educaran, hecho que se mantendrá hasta hace sólo unos pocos años.

Por todo ello os recomiendo leer La madre de Frankenstein, una novela que se desarrolla en una España silenciosa, gris y triste pero donde la amistad y el amor pueden dar algo de esperanza a unas vidas oscuras.

Autor: Almudena Grandes
Editor: Tusquets
Fecha de lanzamiento: 04/02/2020
Colección: Andanzas
EAN: 978-8490667804
ISBN: 9788490667804
Encuadernación: Tapa blanda
Número de Páginas: 560

viernes, 14 de febrero de 2020

Km. 123, de Andrea Camilleri. Un enredo al cuadrado

Maya Velasco
Km 123 es el último thriller de Andrea Camilleri si bien, no, no es de Montalbano.

Km 123 trata de un triángulo amoroso que a raíz de un accidente automovilístico y un móvil apagado empieza a complicarse. Y digo triángulo por decir algo porque esta novela en un enredo al cuadrado.

La relación extramatrimonial de Giulio se ve comprometida tras el accidente de coche que tiene en el Km 123 de una carretera.

No solo de Montalbano vive el lector de Camilleri, hay obras magníficas al margen de la famosa serie. Para mí la mejor es sin duda La concesión del teléfono. Pero cómo explicar la maestría de nuestro autor cuando nos cuenta una historia normal del día a día, que llega a ser exasperante y que sin embargo te hace reír sin poder parar?. Y es que el autor como auténtico siciliano, nos presenta a menudo situaciones terribles como un asesinato o casi siempre, la corrupción imperante en Italia, con un humor socarrón. Este humor sirve para realzar las situaciones de absurdo y la hipocresía de los personajes. Son desternillantes los diálogos de los policías que llevan el caso. Una vez más Camilleri arremete contra la corrupción en el sector de obras tan típico del mundo italiano.

En Km 123 creo que lo que Camilleri nos transmite en la falta de sinceridad y de compromiso en las relaciones de pareja y de amistad. En el fondo, todos los personajes de esta obra están solos, porque nadie quiere a nadie… ya se ve

KM. 123 es una obra construida con diálogos, mensajes de teléfono o notas. Rápida, imparable. Los personajes se van retratando a sí mismos por sus reacciones, por sus hechos, por sus palabras hasta llegar a construirse unos perfiles más que potentes. Ya en La concesión del teléfono utilizó la técnica de introducir cartas y textos alternándolos con conversaciones entre los personajes. No hay por tanto descripciones y ni siquiera los maravillosos menús a que nos tiene acostumbrados Montalbano. El autor no nos ofrece su opinión, es el lector el que se va formando su idea. Es peculiar, la galería de personajes va cogiendo el teléfono y contando.
Cada nuevo suceso, nos lleva un poco más allá, pero nada termina de encajar hasta el mismísimo final.

Tras la historia de Km 123, encontramos un epílogo del autor llamado “Defensa de un color” en que defiende la novela negra (llamada amarilla en Italia) y este regalo de la edición de Km 123 se ha visto como una especie de testamento literario. En él habla no solo de las características de este género en Italia sino también de algunos de sus escritores favoritos. Nunca antes habíamos podido acercarnos tanto a las opiniones del gran maestro sobre este género.

Como siempre, Camilleri me sigue pareciendo un genio, y el único pero que puedo ponerle a Km. 123 es que sea corto.

Nº de páginas: 224
Editorial:DESTINO
Idioma:CASTELLANO
Encuadernación:Tapa blanda
ISBN: 9788423356669
Año de edición: 2020

viernes, 7 de febrero de 2020

Escapismo, de Marc Moreno. Latidos de ideas absurdas

Marc Moreno nos vuelve a empujar al barrio de la  Verneda con Escapismo, una novela de perdedores que nos muestra la historia de un joven que sobrevive a duras penas en un terrible ambiente de desencanto.

Aitor vive con su madre sin otra esperanza que pasar el día con unos amigos a los que no quiere demasiado. Su padre les dejó y no ha vuelto a saber nada de él, su hermano sólo viene a casa para ver qué puede llevarse para pagar sus deudas y su madre trabaja todo el día. Ella tampoco se ha ocupado demasiado de su hijo. Un día la madre de Aitor cae desde el balcón de una de las casas que limpia. Aitor ni siquiera es capaz de ir a verla al hospital, no sabe si está viva o muerta y no sabe qué va a hacer con el resto de su vida.

“Todos solos entre la multitud”

La sensación de soledad de Aitor es asfixiante. Ahora está solo pero cuando vivía con su madre la única diferencia era que había comida en la nevera. Él es incapaz de encontrar una salida. Necesita un trabajo pero es complicado buscarlo, necesita dinero pero es complicado buscarlo, necesita soluciones pero en la Verneda es complicado buscarlas.

Sin embargo Aitor buscará soluciones a todos sus males, pero ya os dije que en el barrio las soluciones no se buscan. Cuando encuentra el modo de arreglar su futuro ya no quedará nada ni nadie que no esté en su contra.

“Latidos de ideas absurdas”

En Escapismo los padres no se merecen el amor de sus hijos, pero los hijos tampoco se merecen el amor de sus padres. Y esta es una historia que el barrio parece perpetuar, las familias desestructuradas. Aunque quizás, la familia, es una excusa perfecta para justificar todas nuestras miserias.

Marc Moreno se convierte en un importante referente de la novela quinqui con Escapismo. Narra otra historia de personajes abocados a la tragedia en un barrio de Barcelona en la que los turistas se mezclan, buscando precios más asequibles que los de los bares del centro turístico, con los desgraciados que sobreviven a base de cerveza y algo de droga. Su novela se puebla de jóvenes que tienen un presente vacío y que no saben luchar contra su destino, conformándose con pasar las horas en algún parque o, si tienen dinero, en algún bar. Pero el protagonista de Escapismo  no es del tipo de los perdedores que conservan su dignidad y tienen un destello de heroísmo. Aitor, alrededor del que se mueve el resto de personajes, es un joven sin estudios y sin interés en nada que no sea el mismo, un egoísta, un perdedor sin interés en ganar. Sin embargo el lector no puede evitar sentir algo de empatía cuando ve que todos le juzgan inmisericordemente. Ni el narrador omnisciente, el que todo lo sabe y el que nunca debe intervenir, va enfadándose cada vez más y no puede evitar increparle.

“¿Qué harías, Aitor? Un inútil inadaptado como tú, sin habilidades sociales y al margen del mundo. “

Pero no creáis que Escapismo es una novela del todo oscura. Cuando Aitor cambie el ritmo lento del principio por unos planes que sólo a él le parecerán brillantes, vais a esbozar más de una sonrisa. Quizás con algún plan absurdo y una pizca de suerte descubramos si hay luz al final del túnel.


Agradezco al Grupo Tierra Trivium el haber publicado la novela a la vez de la publicación en catalán, un acierto y a Marc Moreno porque he disfrutado tanto como disfruté con Tiempo de ratas.

viernes, 31 de enero de 2020

Herencias colaterales, de Lluis Llort. Cuando las herencias están envenenadas

Maya Velasco
Herencias colaterales de Lluis Llort se lee en tres atacadas con una enorme sonrisa y alguna carcajada.

Ernst, padre de familia acomodada, cree hacer el negocio del siglo cuando le compra a una anciana su valioso piso en el Ensanche de Barcelona, a cambio de una pensión vitalicia y sustanciosa. Su mujer pertenece a una familia vasca adinerada y tienen dos hijos. Poco a poco iremos conociendo a los cuatros personajes a lo largo de los años, básicamente por los hechos que van aconteciendo y sus formas de actuar.

La segunda parte del libro nos narra la historia de Francesca, la anciana dueña del piso, quien hasta este momento creíamos una mujer en silla de ruedas que no sale de su casa. Pero su historia, que entraña sucesos muy tristes, nos hace reír más de una vez, porque el humor de Lluis Llort es especial, negro, agudo. Siempre aporta un ingrediente que hace que las situaciones más terribles se conviertan en hilarantes.

Estos personajes son muy realistas y las relaciones entre ellos también. La verdad es que el sentimiento materno no queda muy bien parado. Las madres de esta novela son egoístas y están a lo suyo, y no añado más porque las barbaridades ya os las cuenta Lluis Llort.

Esta es pues la historia de una herencia, pero una herencia envenenada. Ya se sabe que todas las herencias conllevan discusiones y desacuerdos, pero es que esta se lleva la palma. El lector leerá con el alma en vilo le historia y el destino de una casa que a veces hasta parece fantasmal y habitada por “zombis”, a veces majestuosa y a veces desvencijada, convirtiéndose así en el gran personajes del libro.

En herencias colaterales el tiempo es un factor muy importante. El autor juega con él para llevarnos al pasado de los personajes y contarnos hechos decisivos en el presente. Porque el tiempo es quien se encarga de mostrarnos los resultados de todas estas vidas que a veces van a la deriva, y cómo tarde o temprano, todos nos reencontramos con nuestros errores y nuestro pasado. Y es que el final de la historia no se espera en ningún momento, es absolutamente ingenioso y sorprendente. También me ha gustado cómo juega el autor con el lector, porque tal y como está escrita la historia uno tiende a ponerse en el lugar de los personajes e imaginar “qué haría yo”

Nada mejor para un fin de semana lluvioso que una historia como esta, llena de sorpresas y risas y una trama muy bien escrita.

Nº de páginas: 20
Editorial:ALREVES
Idioma:CASTELLANO
Encuadernación:Tapa blanda
ISBN: 9788417847319
Año de edición: 2019

viernes, 24 de enero de 2020

Los tipos duros no leen poesía, de Alexis Ravelo. La brillante unión de la poesía y la prosa más oscura

Cuando, después de leer a Norman Mailer tuvimos claro que Los tipos duros no bailan llega Alexis Ravelo y nos dice que Los tipos duros no leen poesía.

En ambas novelas los autores recrean una historia negra en un lugar oscuro y decadente poblado de personajes cínicos y canallas. Nos sumergen en poblaciones turísticas enseñándonos la parte más oscura de ellas de la mano de un personaje duro e insolente que hace lo que sea por alcanzar sus objetivos.

Esta  novela, reeditada por Al Revés en el 2019,  es la tercera entrega de la saga de Eladio Monroy, ex marino que complementa su pensión con trabajillos poco recomendables. La serie empezó con Tres funerales para Eladio Monroy a la que siguió Sólo los muertos, ambas reseñadas ya en SalamandraNegra.com

Los tipos duros no leen poesía arranca con un Eladio Monroy medio muerto grabando cómo ha llegado a esa situación por si no le da tiempo a contar la verdad cuando llegue la policía. El origen de esta matanza es el encargo que recibe de Melania Escudero, viuda de un rico empresario que llega a la cita con Monroy con su abogado, Alfredo Suarez Smith. Le piden que localice una caja que perteneció a su padre y que creen que está en la casa de la amante de su marido, solo tiene valor sentimental. Lo que parece en principio sencillo resulta no serlo. A partir de la búsqueda de una caja se destapa un asunto de corrupción empresarial y política que va a llevar a Eladio al borde de la muerte.

En la novela nos volveremos a encontrar con los personajes que ya conocemos: Gloria, que sigue cuidando siempre a Eladio; Casimiro, el dueño del bar donde se junta lo mejor de cada casa y el causante de las desgracias de la furgoneta de Eladio, pero el peso de la novela lo tendrán otros personajes más oscuros.

Alexis Ravelo nos vuelve a mostrar la cara oscura de Las Palmas. Los lujosos chalets del sur de la isla no se llenan de turistas, se llenan de cadáveres y la ciudad encierra callejones tenebrosos donde se da rienda suelta a las bajas pasiones.

En esta ocasión el autor nos vuelve a sorprender con su ágil pluma y con diálogos que nos hacen sonreír pero que nos obligan a pensar en los problemas que padece nuestra sociedad.

Los tipos duros no leen poesía es una novela que une brillantemente la poesía con la prosa más oscura en la que nuestro antihéroe favorito, una vez más, le ve las orejas al lobo.

viernes, 17 de enero de 2020

A plena luz, de Moehringer. Alguien sabe la verdad?

A plena luz es la última novela de J.R. Moehringer, autor de obras de éxito como Open o El bar de las grandes esperanzas. En este caso, siguió paso a paso los lugares y momentos de la vida de un famoso ladrón, tal y como hace en la obra Reportero.

Willie Sutton, conocido ladrón de bancos de Estados Unidos es puesto en libertad la Nochebuena de 1969. Un fotógrafo y un redactor de un periódico, le acompañan un día entero recorriendo los lugares imprescindibles de su vida y conociendo los detalles de su historia. Sutton escribió dos libros con sus memorias, contradictorios entre sí. Así que Moehringer nos ofrece lo que para él podría ser la vida de un atracador de bancos que se escapó varias veces de cárceles de máxima seguridad y que nunca disparó a nadie.

La infancia de Sutton transcurrió en Brooklyn en una familia muy pobre y con unos hermanos que le maltrataban. Estamos en los años veinte y se viven una serie de recesiones económicas que hunden en la miseria a los más pobres. Willie y sus dos amigos, Eddie y Happy, culpan como la mayoría de la gente a los bancos, que al final son los que tienen el dinero de los demás.
Su primer amor Bess, marcó su futuro ya que su padre, hombre de gran fortuna, les separó irremediablemente. Este amor le lleva a cometer su primer atraco y a partir de entonces no paró.

Lo más importante de esta novela es que nos presenta a un ladrón que lo es solo por necesidad. Él no quiere hacer nada malo o fuera de la ley, pero a menudo comienza una oleada de robos cuando lleva dos semanas sin comer o ya no le queda ni para pagar una mala habitación de alquiler. Nunca acepta trabajos para pegar o matar a otros. El odio que los estadounidenses fueron fraguando hacia los bancos, les lleva a robarles el dinero. El público general admira a Willie al que llaman el Actor por su poder camaleónico de disfrazarse. Le comparan con Robin Hood.

Sutton es muy inteligente desde niño y sus continuas estancias en la cárcel le llevan a ser un lector incansable. A plena luz nos enseña que los libros nos hacen más libres, más poderosos y más humanos: “Es así de fácil. Los libros son la única escapatoria real de este mundo caído en desgracia. Además de la muerte. Willie siente que el mundo es una novela que dejó a medias hace siglos”.

Y todavía más importante, este libro nos enseña que muchas veces la realidad se divide en tres partes, en este caso lo que Willie cree que pasó en su vida, lo que Willie cuenta que pasó en su vida y lo que realmente pasó. J.R. Mochringer busca un lector inteligente y juega con él. ¿Realmente al final de A plena luz conocemos mejor a Sutton? ¿Realmente alguien sabe qué pasó de verdad? ¿Asesinó al chivato que le delató? ¿Por qué pasó de ser un ladrón aclamado por el público a ser el más odiado? Son muchas las incógnitas pero os recomiendo este paseo de un día por la vida de un hombre cuanto menos inquietante.

“Bess y yo tuvimos una charla. En enero de 1919. Y todo partió de aquella charla, de aquel momento. Todo. Retrocede en su vida y mira si es capaz de señalar el momento en el que todo cambió”. 

Editor: Duomo
Fecha de lanzamiento: 07/10/2019
Colección: Nefelibata
EAN: 978-8416261390
ISBN: 9788416261390

viernes, 10 de enero de 2020

El show de las marionetas, de M. W. Craven. El paradigma de los thrillers

El día 16 de enero se publica  El show de las marionetas, primera novela del detective Washington Poe, con la que M. W. Craven ha ganado el premio CWA Gold Dagger al mejor thriller de 2019.

El show de las marionetas es el paradigma de los thrillers. Comienza con el brutal asesinato de un hombre en uno de los monumentos megalíticos de Cumbria, región inglesa del noroeste de Reino Unido que cuenta con numerosos santuarios circulares de piedra. Ha sido quemado vivo y es la tercera víctima de un asesino al que se conoce como el Hombre Inmolación. En su pecho encuentran tatuado el nombre de un detective suspendido de la policía por prácticas poco éticas, Washington Poe. La inspectora Stephanie Flynn le pide que se incorpore a la investigación del asesino en serie, cosa que él rechaza. Pero todo parece indicar que Poe será la siguiente víctima del Hombre Inmolación y el detective se une a Flynn y a Tilly Bradshaw a la caza y captura del temible asesino.

En El show de las marionetas aparecen todos los elementos que se esperan en un best seller: un inicio sorprendente, giros constantes en la trama, personajes peculiares que se diferencian del resto de los mortales por su inteligencia, extravagancia e instinto, sospechosos que van apareciendo como fichas de dominó y un final que ni siquiera el lector más avezado puede sospechar. Pero aun así, es una historia que envuelve al lector y que le hace seguir leyendo.

Reconozco que este género no es de mis favoritos porque suele ser bastante predecible, pero El show de las marionetas verdaderamente me ha hecho pasar dos días de infarto.

Los personajes están muy bien perfilados. Washington Poe es un detective que se sale de la norma pero que no corresponde con el arquetipo del detective alcoholizado y cínico. Es un hombre que asume las consecuencias de sus actos y que no se contiene cuando decide algo. Está muy unido a la inspectora Flynn, que ha ascendido a raíz de la suspensión de Poe. Washington Poe vive en Cumbria, una región inglesa alejada del mundanal ruido donde casi todos se conocen. Cuando se reincorpora a la policía enseguida conecta con Tilly, el personaje que más me ha gustado. Ella es la típica empollona, con un coeficiente de 200, lo que le hace no conectar bien con el resto del mundo, hasta que llega Poe, un complemento perfecto. Poe sale del mundo bucólico del norte y Tilly sale de la oscuridad londinense. Su amistad se convierte en una especie de renacimiento para ambos. Pero cambiar de vida produce algunos daños colaterales.

Os recomiendo que leáis esta historia que tiene todos los ingredientes necesarios para que viajéis al norte de Inglaterra con una investigación que esperemos sea el principio de una larga saga.
Agradezco a la editorial Roca y a Babelio la oportunidad que me han dado de leer El show de las marionetas. No os lo perdáis.

Editor: Roca
Fecha de lanzamiento: 16/01/2020
Colección: Thriller y suspense
EAN: 978-8417805234
ISBN: 9788417805234
Encuadernación: Tapa dura
Número de Páginas: 352

viernes, 3 de enero de 2020

Catapila, jefe del pueblo de Venance Konan. Una inteligente crítica

Maya Velasco
Catapila, jefe del pueblo de Venance Konan es una divertida novela de crítica política y social en Costa de Marfil.

Las primeras páginas de Catapila son sinceramente desternillantes. Se va a celebrar el bautizo católico de la madre de Robert. Una señora mayor, viuda, perteneciente a una tribu de África. Los amigos de Robert se ven en la tesitura de averiguar su edad, y así nos vamos enterando de su vida y sobre todo de su relación matrimonial: Imaginad, ella es celosa “como una blanca”, el corre detrás de cada mujer que ve  y a la primera de cambio se lían a puñetazos como si tal cosa. Los de la tribu ya ni se molestan en separarlos.

Catapila, jefe del pueblo se lee en un suspiro. Esta escrito con una prosa rápida, divertida, salpicada de historias y peripecias. Francamente, la forma de escribir de Konan es genial.
Robert es el alma de la tribu y del libro, es el intelectual porque estudió más cursos que nadie y conoce la Biblia de memoria. Es el consejero de todos, decide sobre cualquier tema, aconseja sobre cualquier cosa. Pero si nos paramos a  pensar, Robert es un vago descomunal dedicado a gastar todo el dinero que cae en sus manos en bebida para él y sus amigos parásitos.

Pero de qué trata este libro?. Pues aquí está la excelencia de este autor que tras innumerables escenas hilarantes, está criticando todo un entramado social. Nos muestra la forma de vivir de muchas tribus africanas donde “como todas las mujeres del poblado, ella se encargaba de cubrir las necesidades de la familia” y los hombres pasan “la mayor parte del día charlando y bebiendo vino de palma”
“Ellas habían sido educadas para ser sumisas a sus maridos, incluso aceptaban que les pegaran”. Así es su vida, mujeres que llevan encima el trabajo de tener y cuidar un montón de niños, de trabajar las tierras mientras sus maridos se emborrachan, retozan con cualquier otra mujer y luego vuelven a casa a pegarlas.

También trata de cómo estos hombres van vendiendo sus tierras ancestrales a los catapila (deformación de Caterpillar, que es una marca de retroexcavadoras), hombres que vienen de otras tierras y que trabajan con entusiasmos para prosperar. Cuando los lugareños se dan cuenta de que ya no tienen nada, les echan, pero como ellos no trabajan, les vuelven a trae. Con la excusa de unas elecciones para elegir jefe de la tribu, se nos expone la situación de tantos pueblos que tuvieron que luchar contra la ocupación blanca para encontrarse con una segunda colonización. Esta sociedad nos dice el autor culpa de su propia vagancia y dejadez a los demás, a los extranjeros o a los espíritus. Si bien la moraleja de esta novela es que todos los hombres y mujeres deberían ser iguales y que “Cuando se excluye a una parte del pueblo estalla la guerra”

Hay también una crítica a las religiones y en concreto a aquellos que intentan a la fuerza instaurar el catolicismo entre los africanos, eliminado sus religiones y creencias ancestrales. Como dice Robert, él no es descendiente de Abraham sencillamente porque es negro.

Francamente, estoy deseando leer Los catapila, esos ingratos. Lo más destacable: la inteligencia de un escritor que sabe construir una historia divertida que esconde una férrea crítica política y social.

Editorial: 2709 BOOKS
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: eBook
ISBN: 9788494693748