viernes, 20 de septiembre de 2019

El homenaje, de Andrea Camilleri. Rápida, divertida, inteligente

Maya Velasco. El homenaje es una pequeña obra del gran maestro Andrea Camilleri, recientemente fallecido y que deja un hueco inmenso en los que somos sus asiduos.

El único defecto que le encuentro es lo breve que es, pues es tan divertido que pasas la lectura temiendo que acabe.

Como era de esperar la acción transcurre en Vigàta el día que Italia entra en la segunda Guerra Mundial, y los italianos están como si les hubiera tocado la lotería. Nuestros protagonistas se encuentran comentando la jugada en el Círculo Fascismo y Familia donde aparece para espanto de todos Micheli Ragusano, deportado hace cinco años por “difamación sistemática del glorioso régimen fascista”. Para colmo, este pobre hombre no hará sino destapar la mentira que encierra el ilustre Manueli Persico, adorado por su modélico quehacer fascista.

Esto ya nos da una pista del cariz que van a tomar las cosas. Porque en El homenaje, Camilleri nos habla con su habitual ironía del fascismo en su cara más amable por lo cómico que resulta ver a una serie de personas serias y admiradas por el populacho que se rompen la cabeza para solucionar un supuesto problema que ellos mismos han creado. Unos por simple fachada, otros por conseguir fines algo más materiales (en concreto los favores de una bella dama) y otros porque son así de tontos.

Una vez más, Camilleri nos está enseñando hasta dónde puede llegar la estupidez humana y cómo a menudo, esta estupidez se esconde en el grupo, en el rebaño que se deja llevar por la corriente, en el miedo a salir del anonimato y su seguridad.

Imaginemos, el inefable Persico había dejado dicho que quería que le enterrasen con la camisa negra fascista, pero tiene una barba blanca tan larga, que la prenda no se deja ver: “Así, ordenó que dos jóvenes fascistas se turnasen para mantener levantada la barba del cadáver con una mano, de modo que se viera que llevaba puesta la camisa negra”.

El homenaje comparte las principales características de la obra de Camilleri: la denuncia de la corrupción del sistema (por ejemplo, cómo se consigue una pensión a la bella viuda a cambio de sus favores sexuales), juego entre lo grotesco y lo cómico, ridiculización del fascismo, magistrales diálogos, rápidos, divertidos, inteligentes.

A pesar de su brevedad, El homenaje es una obra inigualable y la historia de Persico, verdaderamente, no tiene desperdicio. Insuperable la forma de descubrir el pasado del individuo.

Desde aquí rindo homenaje a uno de mis autores favoritos: Andrea Camilleri.

Nº de páginas: 80
Editorial: SALAMANDRA (PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498388244
Año de edición: 2017

viernes, 13 de septiembre de 2019

La rabia del peón, de Jerónimo García Tomás. Cuando un peón se rebela...



Siempre me ha gustado la figura del peón en el ajedrez. Comienza siendo un soldado de infantería casi destinado desde el principio a ser capturado. Avanza por el tablero sin posibilidad de retroceder, pero ahí radica su poder. Cuanto más avanza más posibilidades tiene de promocionar y de convertirse en dama, torre, caballo o alfil. Eso nos pasa a casi todos y eso le pasa a Román, el protagonista de La rabia del peón, novela escrita por Jerónimo García Tomás ganadora del Premio Nacional de Novela Ateneo Mercantil de Valencia 2018.

Román pasa 9 años en la cárcel de Bellavista en Colombia por haber hecho de mula para un narcotraficante valenciano. Después de cumplir su condena vuelve a España convertido en una persona diferente. Vuelve a trabajar para el mismo narcotraficante, Tormo, regentando un club de alterne llamado Glady´s, donde deja pasar los días sin dar demasiadas vueltas a las cosas. A partir del asesinato de Samantha, una camarera del club, Román se da cuenta de que lo han traicionado y la traición, en el mundo del hampa, es el peor pecado posible.

Las personas que actúan de mulas son uno de los mejores ejemplos de peones. Son personas que intentan transportar droga por un beneficio infinitamente menor que el que van a tener los narcotraficantes y que muchas veces son sacrificados para que otras piezas sobrevivan. Este sacrificio supondrá una condena en cualquiera de las terribles cárceles de los países productores, en este caso Colombia, mientras que la demás piezas se beneficiarán de la jugada.

La rabia del peón es una novela negra, muy negra, que empuja al lector al mundo nocturno de personajes con los que no es posible empatizar. El protagonista es un hombre que ya no espera nada de la vida, sólo la muerte. Lo único que logra despertar alguna reacción en él es un sentimiento violento de venganza con el metálico olor de la sangre.


La prosa de Jerónimo García Tomás es elegante a pesar de los temas que trata. La narración es totalmente visual. Con descripciones cortas y diálogos certeros el lector es capaz de sentir el frío de las pistolas, el olor empachoso del club, los ruidos de Román al respirar por una nariz que casi no es nariz, ver la negrura de la noche valenciana y saborear la dulzura del whisky.

García Tomás siempre aborda en sus novelas, como debe de ser, temas que reflejan problemas de la  realidad social: trata de blancas, abuso de menores y, en La rabia del peón, aborda el tema de las mulas. Pero la historia que nos cuenta no se recrea en las penalidades que Román pudo sufrir en Bellavista, solamente conoceremos aquellos acontecimientos que convirtieron a Román en la persona que vuelve a España.

En qué se convertirá Román cuando terminemos la novela, ¿en otra baja más? , ¿en caballo? ¿en dama? ¿en alfil? Leed porque una vez que empecéis no vais a parar hasta descubrir quién gana la partida.

Nº de páginas: 250
Editorial: OLELIBROS.COM
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788417737030
Año de edición: 2018

viernes, 6 de septiembre de 2019

Tras la mascara de la inocencia, de Javier Vallejo. Una carrera de odio hacia ningún sitio

Maya Velasco. Tras la máscara de la inocencia de Javier Vallejo me ha descubierto un talento que no conocía de la mano de Erein y su colección Cosecha roja.

Comienza el libro con descripciones poéticas del paisaje que me hicieron pensar que iba a ser lento y no me engancharía. Sin embargo, esa bella e idílica noche se convierte en una noche interminable.

Alex Gálvez, importante arquitecto que trabaja en Viena, llega esa noche a su casa en Ribera de Bracón para reunirse con su mujer, Zaira y sus hijos, Héctor y Alba. A partir de ese momento nos encontramos con un carrusel de sucesos, cada uno en un sitio sin aparente conexión Sabemos todo lo que pasa pero Javier Vallejo no nos deja ver por qué pasa todo esto. Alba, una niña inocente y calmada desaparece en el parque de las Barbas, lugar en el que se concentran los acontecimientos y la vida de la gente del pueblo.

Lo más reseñable de Tras la máscara de la inocencia es que las desapariciones, las muertes, las misteriosas llamadas se van sucediendo rápidamente sin que nada nos extrañe. En esta historia nada sucede porque sí, todo encaja, el lector nunca tiene la sensación de que se metan muertes a la fuerza, de que nada pase de forma poco natural. Creo que en esto radica la maestría de Javier Vallejo y el por qué este libro te atrapa desde el principio.

Pero no nos engañemos, esta no es solo una historia de muertes y desapariciones. El autor crea todo un elenco de personajes secundarios perfectamente dibujados, cada uno con su personalidad y sus problemas y que en mayor o menor medida bailan alrededor de los sucesos de Ribera de Braco. A mí me atrajo poderosamente un perdedor borrachín, Malaquías Díaz, que nos muestra las dos caras que puede tener un ser humano. Tras la máscara de a inocencia es una novela psicológica que bucea en el placer por hacer el mal. Cómo se juega psicológicamente con otros hasta hacerles matar, cómo se puede hundir a una persona tan solo con llamadas telefónicas. O el placer por el placer de hacer daño con Alvaro, amigo de Héctor que encuentra pasa la vida viendo sufrir a animales a los que mata poco a poco. Héctor, otro personaje muy complejo, al que todos odian tras ser denunciado por violación y emprende una carrera de odio hacia ningún sitio. Y todo esto es solo el reflejo de un pueblo que hierve por amores y odios y que da la espalda a alguno de sus ocupantes, empujándoles al odio y al abandono más brutal.

Por otra parte, el inspector Daniel Árbex y a su compañera Tania Garrido que durante casi toda la novela están tan perdidos como el lector.


Cada personaje cuenta su propio punto de vista, dotando al libro de un gran dinamismo y dejando al lector ver todos los puntos de vista

Verdaderamente, Javier Vallejo me ha captado con su novela por la naturalidad con que se mueven los personajes de la acción bailando alrededor del Parque de las barbas. Muy recomendable.

Editorial: Erein
Páginas: 512
Encuadernación: Rústica
Fecha de publicación: 29-11-2018
Fecha de publicación en digital: 01-02-2019
Formato de la edición digital: EPUB
ISBN: 978-84-9109-347-3
ISBN digital (ePUB): 978-84-9109-349-7

jueves, 29 de agosto de 2019

La cordura del idiota, de Marto Pariente. Huid de la ciudad y del tedio urbano

Los que me conocéis sabéis que si un libro tiene mucho éxito tiende a no gustarme, así que empecé a leer La cordura del idiota, de Marto Pariente con cierto escepticismo. Antes de que me diera cuenta lo había terminado, es un libro magistral.

En Ascuas, un pueblo de no más de 1000 habitantes, con un bar y un policía local, viven los hermanos Toni y Vega Trinidad. Nunca pasa nada más allá de pequeños escarceos y borracheras sin gracia, como en casi todos los pueblos castellanos. Toni, que ejerce de policía sin demasiadas complicaciones, ninguna para ser exactos. Se desmaya si ve una gota de sangre lo que no es problema en un pueblo pequeño. Hasta que un día aparece colgado en su casa el Triste, su amigo, el idiota oficial del pueblo, no tan idiota a la larga. A partir de un simple suicidio se desencadena el fin del mundo. Mafias de la construcción, mafias del narcotráfico, chorizos de medio pelo, políticos sin dos dedos de frente, todos contra un hombre sencillo que se desmaya al ver una gota de sangre.

La cordura del idiota está narrada de manera sorprendente. Los capítulos de Toni se narran en primera persona, dejándonos conocer de primera mano las impresiones y los miedos del protagonista. Los capítulos que protagoniza Vega, su hermana, se narran en la complicada segunda persona pero sin resultar artificioso. Es como si el ojo que a veces sentimos que nos vigila le contara a Vega lo que le está ocurriendo. Vega es un personaje fundamental para conocer el pasado, el presente y el futuro de Toni, una mujer perdida que se deja llevar por las circunstancias sin intentar rebelarse contra ellas y que toma una decisión, por una vez en la vida, que va a salirles cara. Para el resto de los personajes se utiliza la tercera persona. Esta alternancia de voces podría parecer pretenciosa y poco creíble, pero Marto Pariente escribe de manera que esta técnica se convierte espléndidamente en la única forma de que el lector conozca todas las aristas de esta historia rural, la única forma natural.

Pero La cordura del idiota no sólo alterna la voz narrativa, alterna el presente y el pasado, a cual más oscuro, alterna las escenas terribles que narran el pasado de dos niños que nacen sin suerte con escenas hilarantes en las que presenciamos interrogatorios imposibles, con carreteras que nada tienen que envidiar a las largas carreteras del desierto americano, con un perro, Trípode, que supera con creces a los inquietantes coyotes y, por supuesto, canciones de Mecano que nada envidian a los narcocorridos.

Hacedme caso que sabéis que nunca os engaño. La cordura del idiota os va a hacer pasar unas horas, no os va a durar más, que van a reconciliaros con vuestras, ojalá, aburridas vidas. Yo estoy encantada con que las horas pasen lentamente…

Por los campos de Dios el loco avanza. 
Tras la tierra esquelética y sequiza
—rojo de herrumbre y pardo de ceniza—
hay un sueño de lirio en lontananza. 
Huye de la ciudad. ¡El tedio urbano! 
—¡carne triste y espíritu villano!—. 
No fue por una trágica amargura
esta alma errante desgajada y rota;  
purga un pecado ajeno: la cordura, 
la terrible cordura del idiota. 

Antonio Machado.


  • Editor: Versátil
  • Fecha publicación: junio 2019
  • Colección: Off versatil                     
  • EAN:  978-8417451530
  • ISBN: 9788417451530
  • Páginas: 288



viernes, 23 de agosto de 2019

13, El asesino no está en el banquillo de los acusados. La novela perfecta para el verano

Maya Velasco. 13, El asesino no está en el banquillo de los acusados.. Está entre el jurado, de Steve Cavanagh me enganchó desde el primer momento. Si bien este es el cuarto caso de nuestro protagonista, el abogado Eddie Flynn, es el primero traducido al español.

13 es una novela que transcurre en los cinco días que dura un juicio por asesinato. Sin embargo, no tiene nada que ver con las novelas típicas de carácter legal. Estamos ante el juicio del año mientras se cometen varios asesinatos: Se juzga a un famoso actor, Bobby Solomon, por el asesinato de su esposa, la famosa actriz Ariella Bloom, y su guardaespaldas. Eddie Flyn, abogado, es incorporado al juicio como apoyo de la defensa. El único problema es que el asesino se ha introducido entre los miembros del Jurado.

Desde el primer momento se revela como una novela que sigue los cánones clásicos de la novela negra:
En primer lugar, el personaje principal, Eddie Flynn, es un abogado triunfador en su trabajo pero fracasado en su vida personal. Vive en su despacho, fue bebedor y mantiene un código ético muy alto y hace el papel de justiciero.
En la típica contraposición Bien/Mal está el malo de la película, Joshua Kane. Con claras muestras de desequilibrio mental, alta inteligencia, metódico, preparado, reflexivo. Kane me hace recordar a tantos locos de Estados Unidos que aparecen en los telediarios de la noche. Mata porque cree que tiene una misión.

“Durante mucho tiempo había fantaseado con mostrarse al mundo. Su verdadero yo. Sabía que nunca había habido nadie como él. Había estudiado psicología, psiquiatría y disfunciones neurológicas. No encajaba en ninguna casilla precisa de diagnósticos. No oía voces. Tampoco tenía visiones. No padecía esquizofrenia ni paranoia. Ni tampoco había sufrido abusos de niño”.

Con respecto a la narración, el relato es lineal. Nos vamos enterando de los sucesos a la vez que el protagonista, que es quien narra la historia alternándose con un narrador omnisciente que nos cuenta la historia desde el punto de vista de Kane. Como en las novelas clásicas, la acción está encaminada a la resolución del problema: ¿Mato Bobby a Ari y a su guardaespaldas o dice la verdad y solo encontró los cadáveres?

Como en los clásicos, a veces el lenguaje es sumamente poético: “Angulosas e imponentes sombras inundaban la calle a medida que el día se disolvía con el crepúsculo”.

La acción es urbana, situada en Nueva York con vistas a Manhatan. El ambiente es de violencia, con algunos golpes de vez en cuando (Casi siempre los golpes los recibe el bueno).

Y por último, hay una clara crítica a la corrupción policial que amaña a menudo los arrestos. En este caso se enfrentan a Flynn porque quieren que Bobby sea culpable. Por el contrario, esta novela ejemplifica los beneficios de la colaboración entre distintos cuerpos de policía, en este caso, el FBI es imprescindible para resolver el asesinato. También se critica  los grandes Despachos de Abogados que todo lo mueven con dinero y medios pero que no tienen el menor interés por su cliente ni por la ética profesional.

En resumen, es la novela perfecta para leer estos días de verano: Un thriller interesante, bien construido, con personajes complejos con personalidad propia, giros en la trama y final impredecible.

viernes, 16 de agosto de 2019

Luces negras. 10 navajazos a ambos lados de los Pirineos

Marina Mayoral escritora y articulista cuyos relatos se encuentran en las mejores antologías en lengua española, dice que “la novela es como un veneno lento y el cuento, como un navajazo” Pues eso es lo que vamos a encontrar en Luces Negras 10 navajazos que no vamos a poder esquivar.

Luces Negras es la recopilación de 10 relatos escritos por cinco escritores españoles que los amantes del género negro van a reconocer y que están apadrinados por Víctor del Árbol, lo que ya es una garantía, y cinco escritores franceses que vamos a poder descubrir a este lado de los pirineos y que son apadrinados por Bernard Minier. Solamente los prólogos que nos regalan Víctor del Árbol y Minier merecerían por sí solos toda nuestra atención, pero es que encima los relatos son ese tipo de relatos que hay que paladear despacio.

La idea surge por la relación existente entre el festival Valencia Negra y el festival de Toulouse. Crearon un premio para un autor de cada país con la invitación al festival del otro, pero no se quedaron ahí. Este libro es la continuación del apoyo entre ambos.
Los autores son Franck Bouysse, Carlos Augusto Casas, Empar Fernández, Christophe Guillamot, Johana Gustawsson, Susana Hernández, Daniel Hernandez, Jordi Juan, Rafa Melero y Pierre Pouchairet.

Los relatos tienen como hilo conductor la ciudad y las historias que esconde el asfalto.

Yo he tenido largas temporadas en las que compraba novelas al peso, cuanto más largas mejor. Últimamente he empezado a leer relatos y he de reconocer que me parece una magnífica forma de condensar una historia y de que el lector, en unas cuantas páginas, encuentre emociones de una manera rápida y sorprendente sin que la narración se pierda en adjetivos que muchas veces sobran.

Como ejemplo quiero mencionar el relato de Carlos Augusto Casas, Pasamontañas. En él encontraremos como protagonista indiscutible un saquito de diamantes que es robado de la caja fuerte de una tienda de compraventa de oro en Madrid. En 14 páginas nos encontraremos con situaciones que nos harán reír y otras que nos pondrán los pelos de punta, con personajes hilarantes, buscavidas urbanos a los que la suerte nunca acompaña, policías corruptos, niños que aspiran a ser sicarios y, por supuesto nuestro puñado de diamantes, que recorren las calles de Madrid sin encontrar dueño.

Así que los lectores habituales de relatos disfrutareis con Luces Negras y los lectores que, como yo, no han leído demasiados relatos vais a descubrir que, a veces y desde luego en este caso, los navajazos no os van a dejar ni respirar.

viernes, 9 de agosto de 2019

La mecedora, de Anna Hernández. Tres países y tres culturas

Maya Velasco. La mecedora de Anna Hernández es la conjunción de tres historias absolutamente dispares que se ven unidas por una circunstancia común: un niño. Tres países y culturas lejanas que se encuentran: España, Suecia y Ucrania.

Esta es la primera novela de Anna Hernández, licenciada en Periodismo que entre otras cosas, realiza reportajes sociales. Esta es la base para una novela de vidas tan problemáticas y situaciones tan extrañas.

La historia: Nils es un policía sueco a cuyo hijo, Axel, secuestran cuando estaba en un parque jugando con Elena Rius, inspectora de la policía española, que también desaparece. Como es evidente, ambas policías se vuelcan en el caso en una carrera por salvar la vida del pequeño.

Pero más allá del thriller, La mecedora es una novela que destripa y pone al descubierto la personalidad de los tres personajes principales y que hace preguntarse al lector si puede existir la felicidad dentro del dolor. La perfecta construcción de los personajes por parte de una autora novel nos hace pensar en lo mucho que conoce al ser humano.

El personaje de Mykola Solonenko es absolutamente impactante. Tras una infancia desoladora logra encontrar su camino traficando con drogas. Su obsesión con su propio hijo, Oleg, hace que rapte a Elena y a Axel. Y este rapto es lo verdaderamente impactante de La mecedora. Mykola se mueve por venganza hasta que empieza a moverse por amor.

Elena Rius, hija de una familia acomodada de Barcelona que siempre le llevó la contraria a su vida, parecía estar siempre fuera de lugar hasta que se hizo policía.Un desengaño amoroso le lleva a pasar unas vacaciones a Suecia, sin saber lo que la esperaba. Tras su rapto, va observando los movimientos de Mykola y protege al niño a toda costa. ¿Siente Elena el síndrome de Estocolmo?

“En la tarde de ese martes, 4 de octubre, el nacimiento de Oleg fue el argumento de una historia que estremecería a la inspectora y que cambiaría, radicalmente, el concepto que tenía de un hombre capaz de abducirla y convertirla en una Elena que ni ella misma reconocía.”

El tema de fondo es la superación personal. Mykola es un boxeador que se levanta una y otra vez tras cada golpe. Elena es una luchadora que no se detiene ante nada.

Nils es un policía amargado por sus muchos fracasos personales, mujeriego, bebedor con otro misterio del que no sabremos nada hasta casi el final. Su lucha es recuperar a su hijo a cualquier precio. Es un personaje muy oscuro. Que en contraposición a los anteriores no supera sus errores.

La estructura de la novela también es sorprendente: cuando parece que va a acabar, vuelve a empezar y luego acaba de repente, dejando abierto el principio de una segunda parte. La autora también juega a darnos pistas al final de algunos capítulos: por ejemplo, cuando nos habla de la testosterona del biólogo colombiano…

En resumen, no solo la trama de la mecedora es inquietante, la fuerza real de la novela es la construcción de unos personajes que nos llegan muy adentro, personas rodeadas de problemas que de repente se ven inmersos en una relación que no comprenden y que no pueden manejar.

Y ¿qué pasa después del rapto? Hay que leer La mecedora para comprobar por qué la historia empieza de nuevo con fuerza inaudita.

viernes, 2 de agosto de 2019

Una tumba sin nombre, de Javier Sagastiberri. La historia se cierra

Al cerrar Una tumba sin nombre me invadió la terrible depresión post saga, así, de golpe. Al leer la
última página, al llegar a un final tan inesperado, sentí una sensación de vacío que empieza a ser frecuente en mí con tantas sagas literarias y con tantos maratones de series.

Javier Sagastiberri nos ha acompañado durante un par de años (es de agradecer su rápida pluma) a identificarnos con las ertzainas Iztiar Elcoro y Arantza Rentería en las cuatro novelas que componen esta saga. Son dos mujeres muy diferentes entre sí. Itziar es la razón y Arantza es el misterio.

Iztiar Elcoro, que sigue afincada en Bilbao, viaja al Goierri tranquila comarca guipuzcoana en la que ha sido asesinado Ernesto Compton, empresario perteneciente a una secta anarquista, surgida a raíz del 15-M. Itziar decide investigar esta muerte en parte porque en el Goierri pasó la infancia su compañera Arantza Rentería, de la que no sabe nada tras la terrible muerte de dos compañeros. Allí conoce al Padre  Muniategi que le pondrá al día de las historias locales y de parte del pasado de Arantza.

Itziar tiene que investigar dos misterios, el asesino que está acabando con los cabecillas de una secta a la que parece que le queda poco recorrido y, al mismo tiempo, tiene que reconstruir el pasado de su compañera. Necesita saber dónde estuvo antes de ser adoptada y donde se encuentra después de la muerte de sus compañeros. También cuáles fueron los hechos que forjaron esa personalidad tan fría y tan oscura. Pero hay cosas del pasado que no quieren ser descubiertas.

El título de cada capítulo hace referencia al personaje desde cuyo punto de vista es narrada la historia. El narrador va uniendo partes de diferentes realidades ocurridas en presente y en pasado y es el lector quien va recomponiendo las imágenes de este caleidoscopio hasta componer una nítida fotografía que cierra la saga.


Por supuesto, en una novela de Sagastiberri no podían faltar los cameos de los más insignes personajes de otros autores del llamado Txapela noir, pero esto os dejo que lo descubráis vosotros.

Esta novela no tiene el ritmo de un thriller ni el de una investigación a contrarreloj. Los paisajes y las gentes del valle tienen un compás más lento. Los recuerdos del Padre Muniategi van completando la historia de la infancia de Arantza. Estos son quizás los pasajes que más me han gustado, los recuerdos de un sacerdote que ayuda a una niña y que no deja de ayudarla aunque ella crea que no necesita nada de nadie.

El ritmo de la novela es pausado, más lento que las que se desarrollan en Bilbao, pero el final es tan sobrecogedor como en la anterior novela, Un dios ciego. Una vez que el lector une los diferentes cristales del caleidoscopio se produce una explosión de la que nadie podrá salir ileso.

Ahora nos toca esperar un poco hasta que Javier nos presente a sus nuevos personajes. Cruzad los dedos para que no tardemos en hacerlo aunque mientras tanto podemos releer las novelas de Arantza e Itziar para llenar el vacío post saga. Os advierto que casi es más emocionante imaginar los personajes que conoceremos en la próxima novela de Sagastiberri. Si el que no se contenta es por qué no quiere.

Colección: Cosecha roja, 35
Formato: 135 x 205 mm
Páginas: 304
Encuadernación: Rústica
Fecha de publicación: 29-05-2019
ISBN: 978-84-9109-465-4

viernes, 26 de julio de 2019

Largo pétalo de mar, de Isabel Allende. Cuando pasas la vida huyendo


En Largo pétalo de mar, Isabel Allende introduce por primera vez la Guerra Civil Española, escenario en el comienza esta historia. 

La familia Dalmau vive en la Barcelona de la guerra, su hijo Guillem está luchando en la batalla del Ebro y Víctor, que aún no ha terminado la carrera, es médico de guerra en Madrid. Roser es una niña pobre y música, que por circunstancias acabó con ellos. La población es evacuada hacia Francia, donde acaban ellos, para partir en el Winnipeg rumbo a Chile.

viernes, 19 de julio de 2019

Los ratones de Dios, de Luis Rendueles. Donde hay queso siempre hay ratones...

Imaginemos que unos cuantos elegidos vivimos en un lugar anclado en un sistema medieval, en el que las leyes de los hombres no rigen y en el que andamos alrededor de sacos llenos de dinero que nadie vigila. ¿Podríamos evitar meter la mano en el saco? Esto es lo que nos cuenta Luis Rendueles en Los ratones de Dios, una detallada narración de la investigación que se hizo a raíz del robo del Códice Calixtino en la Catedral de Santiago de Compostela en el año 2011 y que destapó mucho más que el robo de un incunable.

En julio de 2011 los diáconos de Santiago notificaron el robo del libro más valioso de la Catedral. Hasta allí se trasladaron policías especializados en este tipo de robos, un grupo de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional,

viernes, 12 de julio de 2019

El sueco, de Gábor Schein. La Europa de los años 70

El sueco de Gábor Schein es uno de los libros más interesantes que he leído últimamente, tanto por su estructura como por sus personajes como por el tratamiento que da a alguno de los temas que plantea y por la prosa intimista de la narración.

Gábor Schein nació en Budapest en 1969 y es uno de los escritores más prestigiosos de su país tras disolverse la República Popular.

La historia tal y como aparece a simple vista es la siguiente: El Sr. Grönewald y su mujer, Teresa, adoptan a un niño húngaro de seis años.  ¿Cómo se nos cuenta esta historia? El Sr. Grönewald, viudo, está a punto de morir y escribe una extraña carta a una psicóloga de Budapest, Hungría, la doctora Biró, para que vaya a verle cuanto antes pues le va a encomendar una misión. Entre otras cosas, le escribe que la relación con su hijo se ha roto. Solo cuando queda el último tercio del libro comenzará a hablar Erwin, el niño, puesto que hasta ese momento no sabremos qué ha pasado y por qué. De esta manera, la narración, lejos de ser lineal va volviendo atrás.

Detrás de esta historia tan simple, hay una crítica feroz al Estado y a la política comunista. En 1947, Hungría pasó a ser parte del bloque Este con un régimen comunista totalitario y como en todas partes, tuvo sus luces y sus sombras. Al comienzo de El sueco se menciona el año 1957. El Sr. Grönewald viajaba a centros de refugiados para hacer informes sobre los grupos de resistencia, implicación del ejército o el funcionamiento de la justicia. En 1956 la población húngara se levantó contra la política establecida por la Unión Soviética. Tras una revuelta sangrienta, se devolvieron las libertades y hubo un nuevo Gobierno. Lamentablemente la Unión Soviética ontratacó y colocó a János Kadar en el poder. Más de 200.000 húngaros huyeron en calidad de refugiados.

¿Cómo llegó Erwin al campo? ¿Por qué? Para mí, es terrible que el Sr. Grönewald fue a “comprar” a Erwin a Kapfenberg (campo de refugiados en Austria) y además lo eligió a su gusto. Lo ocultan a todo el mundo y el mayor problema que encuentran es pasar todo una vida sin mencionar qué pasó en los primeros seis años de vida del niño pues no hay fotos ni anécdotas.
¿Qué Gobierno decide abrir las puertas de un manicomio y dejar a todos los enfermos paseando por la ciudad?

Casi delirante es la reconstrucción de la enfermedad de la madre biológica de Erwin, una mujer loca, aparentemente dominada por una máquina, que en realidad lo que nos está contando es que sirvió al régimen autoritario y que fue manipulada por este. Ni siquiera, ha vuelto a recordar a su hijo.

Los personajes están construidos con verdadera maestría. El principal, el Sr. Grönewald nos parece un viejo desagradable consumido por la enfermedad. Lleva toda la vida coleccionando objetos que encuentra para los que se inventa una historia y anota en su “catálogo”. Me ha parecido un símbolo del niño. En su momento, se dedicó a intentar averiguar la historia de Erwin para saber de dónde venía, cuál había sido di vida. Dado que nada más comenzar El sueco, se nos plantea este tema y la ruptura que ha sufrido con su hijo del que no sabe nada, pasamos el resto de la historia buscando una respuesta que sólo llegará casi al final.

La doctora Biró es una mujer solitaria, muy comprometida con su trabajo. Acude inmediatamente a la llamada del Sr. Grönelwald. Es muy interesante ver cómo actúa y cómo cumple su cometido con Erwin.

Erwin según su padre es mentiroso, fantasioso, “de personalidad débil y carente de gravedad”. Es un ser atemorizado que no sabe qué ha pasado en su vida “”No sé por qué se ensombrece el alma de un niño o de un joven de un día para otro”. Es como los dos anteriores un personaje interesantísimo.
Creo que es un libro imprescindible tanto por la historia que cuenta como por los elementos comentados que construyen la obra: creación de unos personajes ricamente matizados, estructura zigzagueante, crítica social y política, etc.

Agradezco a Babelio y a la Editorial Acantilado, el poder haber leído El sueco.

 “Hemos sido creados para la soledad y para la incredulidad. Lo demás es engaño, debilidad, pereza anímica”.

miércoles, 10 de julio de 2019

Dinero fácil, de Xavier B. Fernández. Esta es la historia de Juan Castillo

Xavier B. Fernández ha sido galardonado con el premio Black Mountain Bossots 2019 por Dinero fácil, una novela que nos traslada a la España del pelotazo donde se juntaron los ladrones de la vieja escuela con los ladrones de cuello blanco.

Juan Castillo aprendió todo lo que sabe con el Vaquilla (alegre bandolero) y su banda. Después de salir de la cárcel y portarse como un caballero durante unos años muy largos le dicen que le queda poco de vida. Ahora sí que no tiene nada que perder, por lo que decide dar un golpe de los buenos para irse al otro mundo por la puerta grande.

viernes, 5 de julio de 2019

Murambi, el libro de los huesos. Una historia que remueve conciencias

Murambi, el libro de los huesos nos cuenta uno de los genocidios más grandes de la historia. Sobre Juvénal Habyarimana. El Gobierno y los interahamwe, solo necesitaban una excusa. A partir de ese momento de realiza una matanza ordenada casa por casa y calle por calle para no dejar testigos vivos que luego puedan contar los hechos.
800.000 personas fueron cruelmente asesinadas por el hecho de ser tutsi. El 6 de abril de 1994 derriban el avión del presidente

miércoles, 3 de julio de 2019

Recomendaciones de libros para el verano

Muchos ya estaréis de vacaciones pero para otros, aún llegamos a tiempo.

Como en Salamandra Negra no cerramos por vacaciones os vamos a recomendar las novelas que creemos imprescindibles para este verano. Algunas ya las hemos comentado, otras las iremos reseñando, pero todas ellas nos han encantado.


Prohibido fijar cárteles, de Paco Gómez Escribano, nos lleva al barrio de Canillejas para acompañar al Lejía, al Tijeras y al Pipo a limpiar de traficantes rumanos las calles. Una novela que nos hace recordar los valores que tenían los barrios de antes, los que debían de haberse conservado y los que debían de haberse evitado.

No digas nada, de Jon Arretxe, nos cuenta las vicisitudes de Touré, emigrante subsahariano, que se dedica a ordeñar ovejas a cambio de un catre en un pueblo del pirineo aragonés. A veces dejar el ruido de la ciudad y volver al campo no significa encontrar la paz

La fuente de las siete valles de Félix G. Modroño es una estupenda novela de historia y amor a los libros. Un relato que nos introduce en los usos y costumbres del Logroño y de añoranza de los Monasterios y sus bibliotecas.

Autofobia es la recopilación de todos los relatos publicados por Juan Ramón Biedma en los que reconoceremos su característico estilo y que irremediablemente nos mostrará el lado más oscuro del ser humano.

Luces negras, otra recopilación de relatos de autores españoles y franceses que viene prologada por Víctor del Árbol y por Bernard Minier que tienen como nexo de unión la ciudad y las terribles historias que se esconden en ella. Los autores de Luces negras son los reconocidos Franck Bouysse Carlos Augusto Casas, Empar Fernández, Christophe Guillaumot, Johana Gustawsson, Susana Hernández, Daniel Hernandez, Jordi Juan, Rafa Melero y Pierre Pouchairet.

Largo pétalo del mar de Isabel Allende, lejos de ser una novela más sobre la guerra civil, de la que apenas da unas pinceladas, cuenta la epopeya de las personas que huyeron a Chile en un barco fletado por Pablo Neruda. Una vez más, Allende nos atrapa con esa prosa única.

Así que aceptar con la dignidad que podáis las olas de calor, las noches en blanco y a los niños jugando a las palitas en la playa y pensad solamente en leer en un chiringuito con una cerveza helada en la mesa.

 Nosotras seguimos comentando nuestras lecturas todo el verano…

viernes, 28 de junio de 2019

Soy la venganza de un hombre muerto, de Alberto Valle. "Soy el odio de un hombre muerto en vida"

Hay pocos temas tan literarios como la venganza. Desde la Ilíada, pasando por Hamlet y el Conde de Montecristo hasta llegar a Soy la venganza de un hombre muerto, de Alberto Valle, Premio de narrativa Ciutat de Vila-Real 2018, que es la novela que os recomiendo hoy.
En 1952 Guillermo Arganda es  inspector de la Brigada de Investigación Criminal que investiga el asesinato de un hombre encontrado en Barcelona, totalmente carbonizado, pero con su cartilla de racionamiento casi intacta. La investigación le lleva hasta Miguel Morera, joven de clase alta, que iniciará con Guillermo una batalla que les conducirá hasta el año 1991 año en el que una Barcelona moderna y pre-olímpica seguirá dando cobijo a personajes sórdidos y oscuros que ajustarán cuentas con el pasado. 
Guillermo descubre que en muchos casos un acontecimiento fortuito, estar o no estar en el sitio correcto, puede hacer que nuestras vidas sean  felices o que seamos empujados al infierno. Y no sólo eso,

viernes, 21 de junio de 2019

La fuente de los siete valles, de Félix G. Modroño. Una novela para los amantes de los libros

La fuente de los siete valles es la sexta novela de Félix G. Modroño, ganador del XLVI Premio de Novela Ateneo de Sevilla con "Secretos del Arenal". El trabajo de Modroño es básicamente histórico con una documentación y un excelso cuidado en la ambientación y el lenguaje de los personajes. Sin embargo en esta novela introduce un factor nuevo, la fantasía, la alquimia, la piedra filosofal o la fuente de los siete valles en la segunda parte del libro.

Comencé a leer La fuente de los siete valles y pasé las páginas despacio disfrutando de la magnífica edición de Erein. Hoy en día no es habitual acariciar páginas tan suaves y cuidadas. Además, esta novela destila amor a los libros. Los personajes que nos ofrece son bibliotecarios, filólogos, historiadores o coleccionistas. Casi todos ellos capaces de traspasar ciertos límites cuando este amor se convierte en pasión, obsesión.

viernes, 14 de junio de 2019

Prohibido fijar cárteles, de Paco Gómez Escribano. Recuperar la energía de la juventud

Prohibido fijar cárteles (nótese la tilde en cárteles) es la nueva novela que Paco Gómez Escribano ambienta en Canillejas, un barrio periférico de Madrid. En este caso el barrio está manejado por un cártel rumano que extorsiona a varios vecinos hasta que, casi por casualidad, un grupo de perdedores inicia una guerra contra ellos.

El Tijeras es un cuarentón alcohólico que vive con su madre y cuya única aspiración es pasar el rato en el bar El Candil y esconder de su madre una botella de DYC. Un buen día entra en el Candil su amigo el Lejía, que después de defender a la Patria en la Legión vuelve al barrio buscando tranquilidad. Pronto se les une el Pipo al que excarcelan por estar en estado terminal. No se meten con nadie, pasan los días en el palo corto de la L que forma la barra del bar, viendo la vida pasar hasta que, por defender al dueño del bar, pegan una paliza a unos matones que resultan ser sicarios del Ruso, rumano que se ha hecho con el tráfico de drogas del barrio y que ofrece préstamos a intereses astronómicos. Por una funesta casualidad, la guerra por la independencia empieza en Canillejas.

martes, 11 de junio de 2019

Guadalajara en negro y dos salamandras

Una vez más las intrépidas Salamandras negras se pusieron en camino y esta vez llegaron a  sin importarles el clima, el horario o la lejanía al segundo certamen de Guadalajara en negro

Castilla esperaba y llegaron raudas a El Corte Inglés de Guadalajara para empezar la jornada literaria.

Manu Marlasca no defraudó. Nos habló de su libro Cazaré al monstruo por ti con una franqueza y un sentimiento que delataba su respeto y cariño por las niñas que fueron víctimas del pederasta de Ciudad Lineal. Retrató el trabajo de la Policía madrileña y de la Jueza del caso con una defensa incondicional y admirada. Nos contó la historia como la escribió.

viernes, 7 de junio de 2019

Un jaula de oro, de Camilla Läckberg. Una mujer objeto que toma venganza

Una jaula de oro es la última novela de Camilla Läckberg, muy alejada de sus habituales crímenes de Fjällbacka. Es este un libro de suspense psicológico.

Faye (antes Matilda) escapa de su vida cuando se traslada a Estocolmo dispuesta a empezar de cero. Se propone ser rica, elegante, divertida, famosa. Para ello empieza a estudiar Económicas y a salir a fiestas donde pueda conocer gente bien. Es guapa, muy inteligente, divertida y sexy. Pronto conoce a Jack, un hombre atractivo de muy buena familia que también quiere llegar a la cima del mundo. Son almas gemelas.

viernes, 31 de mayo de 2019

No digas nada, de Jon Arretxe. Bienvenidos al paraíso rural



Después de llevarnos de fiesta a Basauri en la Banda de Arruti , Jon Arretxe hace un guiño al “rural noir” y presenta No digas nada, una novela negra ambientada en el frondoso pirineo navarro.

Touré, detective, vidente, cantante y gigoló africano, se traslada, harto de los problemas que tiene en el barrio bilbaíno de San Francisco, a un pueblo del pirineo navarro buscando una vida tranquila. Trabaja como pastor a cambio de un colchón de lana y algún euro de vez en cuando. Como el emigrante es un superviviente nato, aprende a coger cangrejos en el río y setas en el monte, manjares que degusta con su amigo Adama en la gasolinera del pueblo. Sin embargo la vida en este pueblo no es tan tranquila como parece. Las rencillas entre los vecinos, la envidia y los bulos campan a sus anchas. Cuando uno de los vecinos encarga a Touré que descubra quién le ha cortado la cabeza a su burro con una  motosierra, el detective no sospecha que este aparentemente sencillo encargo va a alterar su vida en el paraíso y la vida de todos los que le rodean.

Como si se tratara de una película de Alex de la Iglesia, la historia va acelerándose a ritmo de los Muse hasta un final enloquecido que llena la noche navarra de ruidos horripilantes. El ambiente pastoril que esperábamos encontrar en Orbe, el pueblo imaginario al que se ha trasladado Touré, es aniquilado rápidamente por motosierras, palas, todoterrenos y heavy metal.

viernes, 24 de mayo de 2019

Hijos de Berlín, de Genís Marfá. Un asesinato que une dos guerras

¿Qué relación pueden tener la Alemania de los años 30 en pleno ascenso de Hitler con la Barcelona franquista de 1962? En Hijos de Berlín, la primera novela de Genís Marfá, dos mujeres, Amelia y Antonia, están unidas a pesar de que las separan 30 años y dos guerras.
La historia comienza con el asesinato de una joven de buena familia que aparece muerta en su habitación en posición virginal. El padre de Amelia le pide al inspector Castro que encuentre al asesino y se lo entregue.
Mientras descubrimos los secretos que Amelia y su familia esconden Hijos de Berlín nos presenta a Antonia, una trabajadora de la Embajada de Italia en Berlín que, casi sin querer, se ve envuelta en un mundo de espías que utilizan a las mujeres sin sospechar que ellas se dejan utilizar para conseguir alguna información que les permita desbaratar el ascenso de Hitler al poder.

viernes, 17 de mayo de 2019

La casa alemana, de Annette Hesse. Nunca hay que olvidar


La casa alemana de Annette Hesse (periodista y guionista) no es solo una novela sobre los campos de exterminio nazis ya que nos aporta una visión desde el punto de vista de la población alemana de a pie. Además transcurre en Frankfurt en 1963, muchos años después del genocidio. Qué pueden contarnos de nuevo en la década de los 60 que no se supiera ya?. Pues lo más importante de la novela: nos revela cómo el pueblo alemán hizo borrón y cuenta nueva. Tras la segunda Guerra Mundial, se decidió no volver a hablar del tema. Los ciudadanos alemanes declaraban no saber nada de lo que había pasado y lo que es peor, decían que era imposible que hubiera muerto tanta gente, imposible que se hubiera usado semejante cantidad de Zyclon B, imposible que las atrocidades que les achacaban a personas que siguieron viviendo tranquilos entre ellos fueran verdad. El comportamiento de los padres de Eva es el comportamiento de la mayoría del pueblo alemán: Olvidémoslo, no hablemos de ello, aquello no pasó.

“Este proceso no es más que una farsa para tranquilizar vuestra conciencia”

Pero Eva, que a pesar de la oposición de todos, se convierte en traductora en el primer juicio de Auschwitz y comenzará a enterarse al traducir los testimonios de los judíos, empezará a enterarse asombrada de la verdadera historia del holocausto. Cada vez se siente peor, cada vez se siente más alejada de todos los que le rodean y de los que niegan lo que pasó.

Pero quizás lo más sobresaliente de la novela, es el sentimiento de culpabilidad que aflora tanto en alemanes como en judíos. Al lado de los que no quieren saber nada, surgen personas como Eva que se sienten culpables de todos los horrores que se hicieron a las víctimas aún cuando ella no tuviera nada que ver directamente. Y a la vez, el de los judíos que se sienten culpables de haber sobrevivido a sus familias. Este sentimiento les hace en muchas ocasiones convertirse en testigos del juicio pero también les empuja a la autodestrucción.

No hay que olvidar a los personajes nazis acusados y sus esposas, orgullosos, soberbios, no admiten nada de lo que hicieron, se sienten superiores, sienten que nada les puede pasar. Al final, las penas resultantes del juicio fueron bastante leves para la gravedad de los cargos. Los culpables son médicos, carniceros, tejedores, ordenanzas, dentistas…

La historia del juicio transcurre en paralelo con la de la familia Buhns. Por una parte el matrimonio que se mata a trabajar en su restaurante “La casa alemana”, gente buena y cariñosa con sus hijos. La de hija mayor, enfermera, un personaje un tanto extraño. El simpático hermano pequeño y el perro de la familia. Y claro, la historia de nuestra protagonista, Eva, traductora y cuyo mayor deseo en casarse con su rico y guapo novio Jurgen.

La casa alemana también pone de manifiesto la situación de las mujeres alemanas en los años 60, que al igual que en España, todavía necesitaban permiso de sus maridos para trabajar. Eva demuestra también en este tema una fuerza y una decisión extraordinarias, sigue su instinto y su voluntad a pesar de todos los demás.

Cualquier lector detecta desde el principio que hay algo oculto, algo que se nos tiene que desvelar tarde o temprano. Lo que puedo decir es que el final todas las tramas se van cerrando, todas las historias tienen su por qué. El final, me hizo conmoverme aún más que el juicio.

Nº de páginas: 464
Editorial: PLANETA
Idioma: CASTELLANO
Encuadernación:Tapa blanda
ISBN: 9788408206767
Año de edición: 2019
Plaza de edición: BARCELONA

viernes, 10 de mayo de 2019

Cazaré al monstruo por ti, de Manuel Marlasca. La complicada caza del pederasta de Ciudad Lineal


Cazaré al monstruo por ti es el relato de la búsqueda y detención del monstruo que en el año 2004 mantuvo en vilo a Madrid, a toda España, la caza de Antonio Ortiz, el pederasta de Ciudad Lineal. Manuel Marlasca hace una detallada descripción de cómo un grupo de policías lograron encontrar a un hombre que secuestraba, drogaba y agredía sexualmente niñas de entre 5 y 10 años.

Los policías de la Operación Candy y las víctimas de este monstruo son los protagonistas de la segunda entrega de Sin ficción, la colección dirigida por Marta Robles, publicada por Al revés que comenzó con la novela de Alfonso Egea 29 balas y una nota de amor. Una colección en la que se relatan crímenes reales con asesinos y víctimas reales.

viernes, 3 de mayo de 2019

La red púrpura, de Carmen Mola. Otra sobrecogedora historia


Elena Blanco es la protagonista de esta novela, La red púrpura de Carmen Mola, cuya trama transcurre alrededor de las grabaciones que circulan por la red con torturas, abuso de menores, peleas e incluso asesinatos. 

La historia comienza cuando el equipo investigador cree haber descubierto el ordenador desde el que se transmiten los vídeos. Entran a la fuerza en un chalet de la sierra madrileña donde un adolescente está viendo las turbadoras escenas. La desaparición y la muerte de dos de las jóvenes torturadas les hace ir avanzando.

Este tipo de grabaciones se llaman “snuff movies” y se dedican posteriormente a comercializarse. En muchas ocasiones se afirma que solo son una leyenda urbana y que las que se comercializan son recreaciones de crímenes con efectos especiales, pero no auténticos asesinatos, sin embargo en La Red Púrpura las apuestas por peleas a muerte entre niños se rastrean hasta la guerra civil española.

Carmen Mola, en esta ocasión, hace que los personajes sean prácticamente inexistentes. Todo gira alrededor de Elena. Para empezar solo ella sabe que su hijo Lucas, al que secuestraron hace años, ha sido introducido en la propia Red Púrpura. No vemos a una jefa que coordina y dirige un equipo, vemos a una madre desquiciada por encontrar a su hijo. Desbordada, tirana, irritable… en el fondo no sabe qué pasaría si encontrara a Lucas: ¿Podría volver a ser un adolescente normal? ¿Dejaría de ser un asesino? ¿Podría ella perdonarle? De esta manera el resto del equipo, al parecer los mejores en lo suyo, forma a veces una amalgama de personajes poco diferenciados, poco trabajados.

La Red Púrpura trata de poner de relieve dos temas. El primero es la denuncia de las tramas ilegales de corrupción de menores, pues nos cuenta cómo hay grupos que van recogiendo chavales que se han ido de sus casas para dedicarles a la prostitución o las peleas. Para ir más lejos, trata también de la corrupción política y policial respecto a estos temas. Y el segundo tema es la relación de padres e hijos, no solo en el caso de Elena, sino también entre Mar y Aurora, los padres del primer detenido y él o el caso del Marqués. Y en el fondo de todo siempre latente la pregunta:¿Qué están dispuestos a perdonar los hijos y qué están dispuestos a perdonar los padres?

El camino de no retorno que sigue Elena Blanco es el de un Madrid que parte de la Plaza Mayor para ir recorriendo el Madrid de las drogas, las chabolas, las timbas de juego ilegal,  con fantasmas que pasean por allí esperando un poco de veneno que le ayude a olvidar su vida.

Aunque muchos dicen que no alcanza la brillantez de su primera obra, La novia gitana, en La Red Púrpura Carmen Mola nos ofrece esta novela de lectura rápida e intrigante y es muchos momentos, sobrecogedora.

viernes, 26 de abril de 2019

Entre dos mundos, de Olivier Norek. ¿Aún no sabemos que sólo hay un mundo?

Entre dos mundos es la primera novela que leo de Olivier Norek, pero esto es algo que voy a tener que solucionar, porque me ha impactado mucho, tanto en su forma como en su fondo.

Adam es un policía sirio que, en Damasco, intenta derrocar el régimen de Bassar Al-Assad. Cuando se da cuenta de que puede ser descubierto envía a su mujer y a su hija a la Jungla, el campo de refugiados situado en el norte de Francia donde se reunirá con ellas. Por otro lado Bastien es un policía francés que acaba de llegar a Calais. Allí se enfrenta a la brutal realidad de los migrantes que esperan llegar a la tierra prometida, Gran Bretaña.

Cuando Adam consigue llegar a la Jungla busca desesperadamente a Nora y a Maya, pero la Jungla no es un campamento de verano. Los niños y las mujeres viven separadas de los hombres, en la zona de los hombres hay grupos muy bien diferenciados y, en muchos casos rivales. Adam consigue liberar a un niño sudanés de sus captores, le llama Kidani y el pequeño se convierte en su sombra.

La jungla ha existido en realidad y esto es lo que hace más escalofriante la lectura de Entre dos mundos.

Durante su lectura, el lector está obligado a replantearse alguno de los conceptos que tenía como seguros. Cuando una persona tiene que escapar de su país por motivos políticos, por la guerra o por el hambre es muy difícil que supere el trayecto hasta algún lugar seguro. Los propios grupos islámicos de los que los refugiados que huyen se lucran con los escasos bienes que estos puedan tener. Una vez privados de sus bienes algunos de ellos tienen que seguir pagando el precio de su huida. En la novela de Norek uno de los momentos más duros es el de la travesía de Nora y de Maya, emigrantes y mujeres, nada importante. Una vez superado el viaje los migrantes son hacinados en los campos de refugiados, soluciones en principio temporales que acaban convirtiéndose en eternos guetos que los gobiernos no son capaces  de gestionar. La superpoblación de estos asentamientos y la falta de recursos hace que las personas que viven en ellos sigan estando sujetas a situaciones de violencia sexual, enfermedades, hambre y desesperación. Esto es lo que se refleja en Entre dos mundos. Un mundo caótico en los que la vida apenas vale nada. El personaje que representa el sufrimiento de la vida en la Jungla es Kidani, un niño que ha perdido a su familia y sobrevive en el campo sometido a todo tipo de humillaciones.

La Jungla se cerró en 2016 pero todavía existen campos de refugiados en Europa. A pesar de que, después de ver cada día en la televisión imágenes de miles personas muriendo en el Mediterráneo, nos hayamos inmunizado al sufrimiento de estas personas, leer libros como Entre dos mundos podría hacer que las fronteras entre estos dos mundos no fueran tan duras. No penséis que la lectura de la novela de Norek va a ser una experiencia terrible, es una historia que nos enseña que, en medio de los peores infiernos, puede haber esperanza.

Autor: Olivier Norek
Editor: Grijalbo
Fecha de lanzamiento: enero 2019
Colección: Novela de intriga
EAN: 978-8425357015
ISBN: 9788425357015

martes, 23 de abril de 2019

Hoy celebramos el Día del libro con Javier Holmes

Javier Rodríguez Pascual, economista dedicado al mundo del ferrocarril y a la enseñanza, nació en Valladolid. Según nos cuenta él mismo fue una mujer la que ayudó a que naciera Javier Holmes, el escritor que llevaba dentro y el detective que salió de su pluma.
Es autor, y quizás protagonista, de las novelas “Mi primer gran caso”, “Por un puñado de vides”, finalista del Premio Fernando de Lara 2016, del Grupo Planeta, y finalista del VII Premio Internacional de Novela “Alcorcón Siglo XXI y “Olivas de acero” En 2016 obtuvo el Primer Premio en el Certamen Literario “María Eloísa García Lorca”, convocado por la Unión Nacional de Escritores de España, dentro de la modalidad de Relato Corto. En 2018 nació otro de sus personajes y publicó El primer gran caso de Yaiza Cabrera y este año nos ha vuelto a sorprender con Procelosos Lodazales, novela que vuelve a juntar a estos dos peculiares detectives.
Todas sus obras están disponibles en Amazon y os invito a visitar su página web, Javier Holmes.es.

Hoy es el día del libro y en SalamandraNegra queremos celebrarlo con él y conocer mejor a un escritor al que una delgada línea separa de sus personajes.

  En tu obra hay claras influencias de la novela negra clásica, pero, sin embargo, escribes un tipo de novela que se mueve entre varios géneros. ¿Cuáles son tus fuentes?


Es cierto que son los clásicos mi fuente primaria, desde el descreído Philip Marlowe hasta el enigmático Poirot. Pero creo que el romanticismo debe estar siempre presente en la literatura, incluso en la más negra. Por eso debo decir que también disfruto y me dejo influenciar por el coqueteo subliminal del Guardia Civil Bevilacqua y su compañera Chamorro.
Por qué un hombre crea una detective que es una mujer totalmente empoderada y dueña de sí misma sin caer en ningún tópico. Es algo que no tendríamos por qué preguntarnos, pero hay que reconocer que aún no sólo no es habitual, sino que, si existe, es anecdótico. ¿Cómo has construido el personaje de Yaiza?

Disfruto con los detectives duros, esos irreverentes investigadores privados tan dados a reventar las reglas. Pero ese es un patrón que siempre ha sido típicamente masculino. Sabuesos rompecorazones de facciones duras, pero ¿no es posible que ese papel lo represente una mujer? Probablemente algún lector haya considerado exagerado y cargado de tópicos el comportamiento de Yaiza Cabrera, pero solo parémonos un momento a pensar si no es el mismo al que los duros detectives del cine negro de Hollywood nos tienen acostumbrados. ¿Y por qué no? Había que intentarlo.

La trama de tus novelas tienen clara influencia de los patrones clásicos de la novela negra, pero tus personajes, tanto Javier Holmes como Yaiza Cabrera, se encargan de convertirlas en historias diferentes por sus personalidades extravagantes. ¿Les dejas fluir a ellos o eres tú el que se enfrenta al sistema?


Cuando creé tanto a Javier Holmes como a Yaiza Cabrera, yo era el dueño de sus vidas. Eran títeres manejados por mi pluma, pero eso duró unas páginas, nada más. Poco a poco la personalidad de ambos cobró fuerza y se impusieron a mi voluntad de forma dulce a la vez que tirana. Tal es el caso que hay escenas y situaciones que después de escritas he tenido que corregirlas porque me decía a mí mismo: “No, Yaiza no puede hacer esto, no va con ella”. Me había vencido la personalidad del personaje y he de decir que me he rendido dócilmente ante la evidencia.
El tono de los Relatos ganadores que incluye tres cuentos tuyos que han sido premiados es muy diferente del de las sagas de Javier Holmes y de Yaiza Cabrera. ¿Dónde te sientes más cómodo en las novelas de tus detectives o en literatura más intimista?


Sin duda con la novela negra. Aprendí a leer con Montalbán y con Simenon y me hice reo de sus historias. Necesito bastante espacio en el papel para desarrollar lo que quiero decir.
Escribir relatos, que pocos han sido aunque sí premiados, ha sido una huida hacia el corazón cuando este así lo pedía. Los sentimientos son aliados y enemigos, por eso en vez de combatirlos he aprendido a manejarlos a través de las palabras. Cualquiera que lea estos relatos, entenderá de qué hablo.
Sé que no se puede elegir entre papá y mamá, pero ¿nos podrías decir si prefieres escribir relatos de Javier Holmes o de Yaiza?


No solo no elijo, sino que los combino. Se podría decir que hasta ahora han convivido pacíficamente los dos personajes. A Holmes le tengo mucho cariño porque en su primer libro se enamoró de una mujer maravillosa que luego llegó a convertirse en su socia: Marisol Romerales. Mucho de ella hay en la que es mi pareja y esposa: su nombre, su belleza, su inteligencia y mucho más.Y a Yaiza le debo la oportunidad de escribir en primera persona desde la perspectiva femenina siendo hombre. Eso me ha enriquecido enormemente y me ha ayudado a acercarme mucho a ese lado femenino que casi todos los hombres niegan, que casi todos tenemos y que muchos admiramos.
Acabas de publicar Procelosos Lodazales ¿pero nos puedes adelantar algo de tu próxima novela? ¿Van a seguir colaborando los protagonistas de tus dos sagas?


Las cuatro primeras aventuras del detective Holmes, que han sido publicadas por Penguin Random House, dieron paso a una detective terriblemente transgresora. En las dos aventuras de Yaiza Cabrera ha colaborado Javier Holmes como segundón, haciendo bueno ese dicho de que detrás de una gran mujer siempre hay un gran hombre ¿o es al revés? No me quiero desprender de ninguno de los dos y no sé como continuaré. La pluma me pide escribir la quinta de Holmes y la tercera de Yaiza de forma conjunta, bajo un mismo título. Pero la arrolladora personalidad de la detective no creo que lo permita, ¡acabarían peleándose por ver quién es más detective de los dos! De nuevo me domina el carácter del personaje.


Vamos a hacerte un pequeño cuestionario para conocerte mejor.
-     ¿Qué libro estas leyendo? Me ha prestado Hippie, de Paulo Coelho, mi hija. Un viaje a través de un sueño que marcó toda una generación y que nunca debería haber acabado. Llevo poco más de un tercio y ya me atrevo a recomendarlo.

-     ¿Cuál es tu libro preferido? Como novela negra me ha marcado mucho Cosecha Roja de Hammett. Fuera del género, recientemente me ha impresionado mucho Joël Dicker, en especial La verdad sobre el caso Harry Quebert, sin desmerecer los dos siguientes.

-     ¿Cuál es tu autor preferido? Es difícil quedarme con uno, muy difícil. Lorenzo Silva. ¡Que me perdone el resto!

-     ¿Cuál es tu novela negra favorita? El Largo Adiós de Chandler que supuso la sexta aventura de Marlowe. Genial sus cínicos diálogos.

-     ¿Y el autor de novela negra? Sin lugar a duda, Raymond Chandler es el que más me ha influido como escritor. Me pregunto cómo sería su relación con Philip Marlowe.

-     ¿Qué libro recuerdas especialmente de tu infancia-juventud? No me avergüenzo en reconocer que me inicié en la lectura con las novelas del oeste. Recuerdo a Silver Kane y Estefanía. También las aventuras de Los Cinco, de Enid Blyton. 

-     ¿Cuándo y dónde prefieres leer? Tengo en el salón de mi casa un sillón de mimbre. En él, en silencio y con una copita de Ribera de Duero saboreo mis lecturas. Adoro la música, pero creo que es incompatible con la lectura. En cambio el vino, cuando es bueno, creo que resulta el complemento perfecto.

-     ¿Si un libro no te gusta te obligas a terminarlo o lo dejas sin remordimientos? Me cuesta, pero lo dejo cuando me declaro incompetente para continuar con él. Y me resulta difícil porque creo que un autor se merece ser leído, es mucho el esfuerzo que supone escribir un libro. Igual me ocurre con una copa de vino.

Muchas gracias, Javier por atendernos. Y te deseamos un feliz día del libro.
Ha sido un placer enorme Almudena, gracias a ti.

viernes, 19 de abril de 2019

El último barco, de Domingo Villar. Una novela reflexiva

El último barco, de Domingo Villar, es la más que esperada tercera entrega de la serie negra protagonizada por el inspector de Policía Leo Caldas. Después de Ojos de agua y La playa de los ahogados la expectación era enorme. La obra ha sido reescrita al menos de una vez.

El doctor Andrade, prestigioso cirujano de Vigo, acude a la policía a denunciar la desaparición de su hija Mónica. En principio, nada hace sospechar que su ausencia sea algo más que la de una adulta que se ha marchado unos días, pero la insistencia del padre lleva a Leo Caldas y su ayudante Rafael Estévez, a investigar y encontrar ciertos indicios. El gato sigue en la casa, su bicicleta aparcada en el puerto de Vigo…

Mónica es profesora en la escuela de Artes y Oficios donde enseña cerámica, vive en un pueblecito pequeño. Su relación con su padre no es buena. Él hubiera querido que siguiera sus expectativas pero nada fue así. Mónica es una especie de hippy que vive su propia vida. No tiene una relación estable aunque sí fuertes amistades como la que mantiene con un fotógrafo inglés.

Camilo es un muchacho que sufre un retraso y es incapaz de comunicarse con los demás. Es amigo de Mónica de la que ha hecho dibujos que parecen fotos. Porque Camilo es capaz de dibujar de memoria cualquier escena que haya visto. Como merodea constantemente por la casa de Mónica, pronto será foco de las sospechas. Además, como todos sabemos todo el que es distinto es señalado tarde o temprano.

Leo Caldas es un inspector que se parece bastante al propio autor, solitario, serio… muy gallego. No es un tipo de acción, es reflexivo, se queda mirando al mar, desarrolla sus ideas. Está muy solo, añora el amor. En El último barco le vemos en varios momentos ayudando al más débil, doliéndose de los dolores ajenos, preocupado por su padre. El resto de personajes apenas se perfilan, por ejemplo de Rafael, sabemos que es maño, un bestia y que los perros le odian. Poco más.

Se nos muestra la Galicia desfavorecida del mendigo-sabio Napoleón, las mujeres y hombres que recogen marisco. El clima lluvioso, cambiante, gris. Los escenarios siempre bellos de Galicia. El día que se celebran dos funerales a la vez, vemos claramente las diferencias entra la Galicia rica y la más pobre y solitaria.

No es una novela negra al uso, no hay violencia ni a penas intriga. Es demasiado descriptiva, meláncolica. La única crítica social que contiene es la situación de enfermos, como Camilo a los que la sociedad da la espalda. Su madre a penas puede cuidarlo. También es importante el homenaje a los dos maestros, personajes reales, y a la labor de la enseñanza.

En el principio de El último barco, Domingo Villar se recrea en detalles que nada tienen que ver con la historia principal: descripción de diversos pájaros, descripción de edificios de manera que puede hacerse un poco lenta. El principio de cada capítulo es una entrada con los significados de una palabra clave. Los capítulos son bastante breves y se construyen con magníficos diálogos que informan al lector de todo lo que va pasando. Según se va acercando el final, la acción, las sospechas, los sucesos se aceleran hasta dejarnos sin respiración. De hecho la primera mitad, se hace un poco lenta, parece que la acción no avanza.

viernes, 12 de abril de 2019

Procelosos Lodazales, de Javier Holmes. Una detective dura entre tipos duros

Hoy os recomiendo la última entrega de la detective Yaiza Cabrera. Javier Holmes acaba de publicar Procelosos lodazales, novela que convierte a Yaiza en una auténtica aunque peculiar detective.

Yaiza recibe dos invitaciones que volverán a ponerla en aprietos. La primera es una invitación a una exclusiva fiesta para practicar sexo de forma libre. Yaiza, contra todo pronóstico, no asiste. En esta fiesta es asesinado un hombre con una daga poco común. Por otro lado, una amiga de nuestra detective, le invita a visitarla a Paris donde trabaja hace tiempo. Durante su visita, el Louvre es asaltado y la tabla del Código Hammurabi es saboteada. Con la ayuda de su amiga Luisa Gómez, vigilante del museo parisino, Yaiza encuentra la conexión entre la fiesta, el asalto del museo y una oscura reunión ocurrida en 1903 presidida por el dominico Jean-Vicent Scheil, traductor del código, y cuyos tentáculos llegan a la actualidad.

Cada vez es más habitual encontrar detectives mujeres. En la época victoriana se empiezan a escribir novelas protagonizadas por mujeres que investigan crímenes o misterios, pero siempre dentro de un ámbito doméstico y apoyándose solamente en su intuición, su conocimiento sobre el género humano, su persistencia y su curiosidad. El primer ejemplo que se me viene a la cabeza es Miss Marple, la famosa ancianita creada por Agatha Christie. Ella es detective porque resuelve enigmas pero está muy alejada de la idea que tenemos ahora de una investigación. Las tramas de Miss Marple se desarrollan en su pequeño pueblo y se resuelven, sin que ella dispare un solo tiro, en su cocina.

Cuando las mujeres se incorporan a las fuerzas del orden como policías o agentes, aparecen novelas protagonizadas por mujeres intrépidas que no tienen miedo de enfrentarse a delincuentes o a asesinos. Quizás la más conocida es Petra Delicado, detective creada por Alicia Giménez Bartlett, dura como una piedra con los delincuentes y delicada con las víctimas.

Sin embargo, y corregidme por favor si me equivoco, todas estas historias están escritas por mujeres. Los autores que han escrito novelas en las que una mujer protagoniza una investigación siempre tienen como protagonistas a una pareja. La detective tiene a un hombre de compañero o de contrapunto. Sin embargo en esta saga de Javier Holmes encontramos que un escritor (loados sean los dioses de la evolución) elige como protagonista a una mujer que disfruta repitiendo los roles masculinos que caracterizan a los detectives clásicos, pero que lo hace de una manera consciente y disfrutando ante las reacciones que esto causa. Yaiza es lista y descarada, aunque tiene poca experiencia en el mundo de la investigación, pero para suplir este pequeño contratiempo cuenta con unos secundarios tan estrambóticos como ella: su novio Melitón, el jefe de éste el inspector Luis Bárcenas y Javier Holmes detective protagonista de la primera saga de este innovador escritor con el que comparte nombre.

La investigación de Procelosos Lodazales le viene grande a Yaiza Cabrera. Matones que le pegan una monumental paliza, mentiras que la llevan a callejones sin salida, hombres que la llaman princesa (cosa que duele más que un bofetón) y misterios que nacen en la antigua Mesopotamia.

No os perdáis la aventura de esta singular detective, nacida de la mano de un hombre que se llama como otro detective, Javier Holmes. Procelosos lodazales os va a sacar más de una sonrisa y os va a arrancar alguna carcajada.

viernes, 5 de abril de 2019

Annabelle, de Lina Bengtsdotter. ¿Es la vida lo que esperabas?

Entre las últimas novedades editoriales hay una clara tendencia a las novelas negras donde desaparece una joven: Annabelle de Lina Bengtsdotter es una de ellas. Tenemos El caso Hartung de Soren Sveistrup o El último barco de Domingo Villar. A menudo, lo que las diferencia, es el modo de narrar la trama, el ambiente en que sucede la desaparición, el ritmo… No sé si esto es un síntoma de la cantidad de personas que desaparecen a diario en el mundo.

Annabelle se desarrolla en Suecia, en un pequeño pueblo llamado Gullspång. Una joven estudiosa, agradable, que había estado en una fiesta salvaje con sus amigos desaparece al volver a casa. Todos se conocen, es un pueblo tranquilo. Pero a la mañana siguiente Annabelle no aparece. La policía de Estocolmo envía a una pareja, Anders Bratt y Charlie Lager. Lo que nadie sabe es que para Charlie este viaje supone la vuelta a su infancia, a su casa, a sus peores miedos.

La novela se desarrolla en dos tiempos, por un lado el momento real en que los policías están investigando y por otro, distintos momentos de esa noche antes de que desapareciera Annabelle: ese día, esa noche… También habrá dos historias paralelas con dos protagonistas: Annabelle cuya madre es superprotectora hasta el ahogo, con su habitación en tonos rosas, con un padre cariñoso que siempre está con ella. Sin embargo, también es una chica rebelde, que bebe, toma drogas y sale con un hombre mayor. ¿Será él la pieza clave de su desaparición?
Por otra parte Charlie, entonces llamada Charline, cuya madre es alcohólica, viviendo en una vida de continuas fiestas en la casa donde la niña se encuentra rodeada de borrachos desconocidos y sin un padre que la cuide. Ella también tiene un serio problema con la bebida y una vida sentimental sin ninguna estabilidad. El único que parece apreciarla es su jefe.
A la vez, sin que entendamos muy bien quienes son, se nos cuenta la historia de dos amigas en un tiempo pasado, que derivará en un drama.

Lo que esta historia nos quiere retratar en la vida en un pequeño pueblo donde las mujeres se ven relegadas a vivir como en el siglo XIX porque no tienen o no parecen tener otra alternativa. La violencia que a veces se vive en familias donde los hombres patalean a las mujeres hasta que abortan. Madres que viven borrachas, hijas que empiezan a emborracharse muy pronto. Asesinatos de niños y cartas que se esconden en el desván.

También tengo que señalar la continua crítica a los servicios sociales y protección del menor que he detectado en la novela negra nórdica de los últimos años: el por qué los servicios sociales no tutelan con mayor eficacia a los menores en mala situación familiar, la inacabable lista de hogares de acogida por los que pasan, en muchas ocasiones su desaparición.

Como decía, aunque parezca una historia más de niñas desaparecidas, siempre hay algo que las diferencia. El ritmo y las diferentes tramas de Annabelle engancha y mucho.
“La vida no es como yo esperaba.
Nunca lo es”
Editor: Planeta
Fecha de lanzamiento: enero 2019
Colección: Planeta internacional
EAN: 978-8408201786
ISBN: 9788408201786
Número de Páginas: 416