viernes, 16 de agosto de 2019

Luces negras. 10 navajazos a ambos lados de los Pirineos

Marina Mayoral escritora y articulista cuyos relatos se encuentran en las mejores antologías en lengua española, dice que “la novela es como un veneno lento y el cuento, como un navajazo” Pues eso es lo que vamos a encontrar en Luces Negras 10 navajazos que no vamos a poder esquivar.

Luces Negras es la recopilación de 10 relatos escritos por cinco escritores españoles que los amantes del género negro van a reconocer y que están apadrinados por Víctor del Árbol, lo que ya es una garantía, y cinco escritores franceses que vamos a poder descubrir a este lado de los pirineos y que son apadrinados por Bernard Minier. Solamente los prólogos que nos regalan Víctor del Árbol y Minier merecerían por sí solos toda nuestra atención, pero es que encima los relatos son ese tipo de relatos que hay que paladear despacio.

La idea surge por la relación existente entre el festival Valencia Negra y el festival de Toulouse. Crearon un premio para un autor de cada país con la invitación al festival del otro, pero no se quedaron ahí. Este libro es la continuación del apoyo entre ambos.
Los autores son Franck Bouysse, Carlos Augusto Casas, Empar Fernández, Christophe Guillamot, Johana Gustawsson, Susana Hernández, Daniel Hernandez, Jordi Juan, Rafa Melero y Pierre Pouchairet.

Los relatos tienen como hilo conductor la ciudad y las historias que esconde el asfalto.

Yo he tenido largas temporadas en las que compraba novelas al peso, cuanto más largas mejor. Últimamente he empezado a leer relatos y he de reconocer que me parece una magnífica forma de condensar una historia y de que el lector, en unas cuantas páginas, encuentre emociones de una manera rápida y sorprendente sin que la narración se pierda en adjetivos que muchas veces sobran.

Como ejemplo quiero mencionar el relato de Carlos Augusto Casas, Pasamontañas. En él encontraremos como protagonista indiscutible un saquito de diamantes que es robado de la caja fuerte de una tienda de compraventa de oro en Madrid. En 14 páginas nos encontraremos con situaciones que nos harán reír y otras que nos pondrán los pelos de punta, con personajes hilarantes, buscavidas urbanos a los que la suerte nunca acompaña, policías corruptos, niños que aspiran a ser sicarios y, por supuesto nuestro puñado de diamantes, que recorren las calles de Madrid sin encontrar dueño.

Así que los lectores habituales de relatos disfrutareis con Luces Negras y los lectores que, como yo, no han leído demasiados relatos vais a descubrir que, a veces y desde luego en este caso, los navajazos no os van a dejar ni respirar.

viernes, 9 de agosto de 2019

La mecedora, de Anna Hernández. Tres países y tres culturas

Maya Velasco. La mecedora de Anna Hernández es la conjunción de tres historias absolutamente dispares que se ven unidas por una circunstancia común: un niño. Tres países y culturas lejanas que se encuentran: España, Suecia y Ucrania.

Esta es la primera novela de Anna Hernández, licenciada en Periodismo que entre otras cosas, realiza reportajes sociales. Esta es la base para una novela de vidas tan problemáticas y situaciones tan extrañas.

La historia: Nils es un policía sueco a cuyo hijo, Axel, secuestran cuando estaba en un parque jugando con Elena Rius, inspectora de la policía española, que también desaparece. Como es evidente, ambas policías se vuelcan en el caso en una carrera por salvar la vida del pequeño.

Pero más allá del thriller, La mecedora es una novela que destripa y pone al descubierto la personalidad de los tres personajes principales y que hace preguntarse al lector si puede existir la felicidad dentro del dolor. La perfecta construcción de los personajes por parte de una autora novel nos hace pensar en lo mucho que conoce al ser humano.

El personaje de Mykola Solonenko es absolutamente impactante. Tras una infancia desoladora logra encontrar su camino traficando con drogas. Su obsesión con su propio hijo, Oleg, hace que rapte a Elena y a Axel. Y este rapto es lo verdaderamente impactante de La mecedora. Mykola se mueve por venganza hasta que empieza a moverse por amor.

Elena Rius, hija de una familia acomodada de Barcelona que siempre le llevó la contraria a su vida, parecía estar siempre fuera de lugar hasta que se hizo policía.Un desengaño amoroso le lleva a pasar unas vacaciones a Suecia, sin saber lo que la esperaba. Tras su rapto, va observando los movimientos de Mykola y protege al niño a toda costa. ¿Siente Elena el síndrome de Estocolmo?

“En la tarde de ese martes, 4 de octubre, el nacimiento de Oleg fue el argumento de una historia que estremecería a la inspectora y que cambiaría, radicalmente, el concepto que tenía de un hombre capaz de abducirla y convertirla en una Elena que ni ella misma reconocía.”

El tema de fondo es la superación personal. Mykola es un boxeador que se levanta una y otra vez tras cada golpe. Elena es una luchadora que no se detiene ante nada.

Nils es un policía amargado por sus muchos fracasos personales, mujeriego, bebedor con otro misterio del que no sabremos nada hasta casi el final. Su lucha es recuperar a su hijo a cualquier precio. Es un personaje muy oscuro. Que en contraposición a los anteriores no supera sus errores.

La estructura de la novela también es sorprendente: cuando parece que va a acabar, vuelve a empezar y luego acaba de repente, dejando abierto el principio de una segunda parte. La autora también juega a darnos pistas al final de algunos capítulos: por ejemplo, cuando nos habla de la testosterona del biólogo colombiano…

En resumen, no solo la trama de la mecedora es inquietante, la fuerza real de la novela es la construcción de unos personajes que nos llegan muy adentro, personas rodeadas de problemas que de repente se ven inmersos en una relación que no comprenden y que no pueden manejar.

Y ¿qué pasa después del rapto? Hay que leer La mecedora para comprobar por qué la historia empieza de nuevo con fuerza inaudita.

viernes, 2 de agosto de 2019

Una tumba sin nombre, de Javier Sagastiberri. La historia se cierra

Al cerrar Una tumba sin nombre me invadió la terrible depresión post saga, así, de golpe. Al leer la
última página, al llegar a un final tan inesperado, sentí una sensación de vacío que empieza a ser frecuente en mí con tantas sagas literarias y con tantos maratones de series.

Javier Sagastiberri nos ha acompañado durante un par de años (es de agradecer su rápida pluma) a identificarnos con las ertzainas Iztiar Elcoro y Arantza Rentería en las cuatro novelas que componen esta saga. Son dos mujeres muy diferentes entre sí. Itziar es la razón y Arantza es el misterio.

Iztiar Elcoro, que sigue afincada en Bilbao, viaja al Goierri tranquila comarca guipuzcoana en la que ha sido asesinado Ernesto Compton, empresario perteneciente a una secta anarquista, surgida a raíz del 15-M. Itziar decide investigar esta muerte en parte porque en el Goierri pasó la infancia su compañera Arantza Rentería, de la que no sabe nada tras la terrible muerte de dos compañeros. Allí conoce al Padre  Muniategi que le pondrá al día de las historias locales y de parte del pasado de Arantza.

Itziar tiene que investigar dos misterios, el asesino que está acabando con los cabecillas de una secta a la que parece que le queda poco recorrido y, al mismo tiempo, tiene que reconstruir el pasado de su compañera. Necesita saber dónde estuvo antes de ser adoptada y donde se encuentra después de la muerte de sus compañeros. También cuáles fueron los hechos que forjaron esa personalidad tan fría y tan oscura. Pero hay cosas del pasado que no quieren ser descubiertas.

El título de cada capítulo hace referencia al personaje desde cuyo punto de vista es narrada la historia. El narrador va uniendo partes de diferentes realidades ocurridas en presente y en pasado y es el lector quien va recomponiendo las imágenes de este caleidoscopio hasta componer una nítida fotografía que cierra la saga.


Por supuesto, en una novela de Sagastiberri no podían faltar los cameos de los más insignes personajes de otros autores del llamado Txapela noir, pero esto os dejo que lo descubráis vosotros.

Esta novela no tiene el ritmo de un thriller ni el de una investigación a contrarreloj. Los paisajes y las gentes del valle tienen un compás más lento. Los recuerdos del Padre Muniategi van completando la historia de la infancia de Arantza. Estos son quizás los pasajes que más me han gustado, los recuerdos de un sacerdote que ayuda a una niña y que no deja de ayudarla aunque ella crea que no necesita nada de nadie.

El ritmo de la novela es pausado, más lento que las que se desarrollan en Bilbao, pero el final es tan sobrecogedor como en la anterior novela, Un dios ciego. Una vez que el lector une los diferentes cristales del caleidoscopio se produce una explosión de la que nadie podrá salir ileso.

Ahora nos toca esperar un poco hasta que Javier nos presente a sus nuevos personajes. Cruzad los dedos para que no tardemos en hacerlo aunque mientras tanto podemos releer las novelas de Arantza e Itziar para llenar el vacío post saga. Os advierto que casi es más emocionante imaginar los personajes que conoceremos en la próxima novela de Sagastiberri. Si el que no se contenta es por qué no quiere.

Colección: Cosecha roja, 35
Formato: 135 x 205 mm
Páginas: 304
Encuadernación: Rústica
Fecha de publicación: 29-05-2019
ISBN: 978-84-9109-465-4

viernes, 26 de julio de 2019

Largo pétalo de mar, de Isabel Allende. Cuando pasas la vida huyendo


En Largo pétalo de mar, Isabel Allende introduce por primera vez la Guerra Civil Española, escenario en el comienza esta historia. 

La familia Dalmau vive en la Barcelona de la guerra, su hijo Guillem está luchando en la batalla del Ebro y Víctor, que aún no ha terminado la carrera, es médico de guerra en Madrid. Roser es una niña pobre y música, que por circunstancias acabó con ellos. La población es evacuada hacia Francia, donde acaban ellos, para partir en el Winnipeg rumbo a Chile.

viernes, 19 de julio de 2019

Los ratones de Dios, de Luis Rendueles. Donde hay queso siempre hay ratones...

Imaginemos que unos cuantos elegidos vivimos en un lugar anclado en un sistema medieval, en el que las leyes de los hombres no rigen y en el que andamos alrededor de sacos llenos de dinero que nadie vigila. ¿Podríamos evitar meter la mano en el saco? Esto es lo que nos cuenta Luis Rendueles en Los ratones de Dios, una detallada narración de la investigación que se hizo a raíz del robo del Códice Calixtino en la Catedral de Santiago de Compostela en el año 2011 y que destapó mucho más que el robo de un incunable.

En julio de 2011 los diáconos de Santiago notificaron el robo del libro más valioso de la Catedral. Hasta allí se trasladaron policías especializados en este tipo de robos, un grupo de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional,

viernes, 12 de julio de 2019

El sueco, de Gábor Schein. La Europa de los años 70

El sueco de Gábor Schein es uno de los libros más interesantes que he leído últimamente, tanto por su estructura como por sus personajes como por el tratamiento que da a alguno de los temas que plantea y por la prosa intimista de la narración.

Gábor Schein nació en Budapest en 1969 y es uno de los escritores más prestigiosos de su país tras disolverse la República Popular.

La historia tal y como aparece a simple vista es la siguiente: El Sr. Grönewald y su mujer, Teresa, adoptan a un niño húngaro de seis años.  ¿Cómo se nos cuenta esta historia? El Sr. Grönewald, viudo, está a punto de morir y escribe una extraña carta a una psicóloga de Budapest, Hungría, la doctora Biró, para que vaya a verle cuanto antes pues le va a encomendar una misión. Entre otras cosas, le escribe que la relación con su hijo se ha roto. Solo cuando queda el último tercio del libro comenzará a hablar Erwin, el niño, puesto que hasta ese momento no sabremos qué ha pasado y por qué. De esta manera, la narración, lejos de ser lineal va volviendo atrás.

Detrás de esta historia tan simple, hay una crítica feroz al Estado y a la política comunista. En 1947, Hungría pasó a ser parte del bloque Este con un régimen comunista totalitario y como en todas partes, tuvo sus luces y sus sombras. Al comienzo de El sueco se menciona el año 1957. El Sr. Grönewald viajaba a centros de refugiados para hacer informes sobre los grupos de resistencia, implicación del ejército o el funcionamiento de la justicia. En 1956 la población húngara se levantó contra la política establecida por la Unión Soviética. Tras una revuelta sangrienta, se devolvieron las libertades y hubo un nuevo Gobierno. Lamentablemente la Unión Soviética ontratacó y colocó a János Kadar en el poder. Más de 200.000 húngaros huyeron en calidad de refugiados.

¿Cómo llegó Erwin al campo? ¿Por qué? Para mí, es terrible que el Sr. Grönewald fue a “comprar” a Erwin a Kapfenberg (campo de refugiados en Austria) y además lo eligió a su gusto. Lo ocultan a todo el mundo y el mayor problema que encuentran es pasar todo una vida sin mencionar qué pasó en los primeros seis años de vida del niño pues no hay fotos ni anécdotas.
¿Qué Gobierno decide abrir las puertas de un manicomio y dejar a todos los enfermos paseando por la ciudad?

Casi delirante es la reconstrucción de la enfermedad de la madre biológica de Erwin, una mujer loca, aparentemente dominada por una máquina, que en realidad lo que nos está contando es que sirvió al régimen autoritario y que fue manipulada por este. Ni siquiera, ha vuelto a recordar a su hijo.

Los personajes están construidos con verdadera maestría. El principal, el Sr. Grönewald nos parece un viejo desagradable consumido por la enfermedad. Lleva toda la vida coleccionando objetos que encuentra para los que se inventa una historia y anota en su “catálogo”. Me ha parecido un símbolo del niño. En su momento, se dedicó a intentar averiguar la historia de Erwin para saber de dónde venía, cuál había sido di vida. Dado que nada más comenzar El sueco, se nos plantea este tema y la ruptura que ha sufrido con su hijo del que no sabe nada, pasamos el resto de la historia buscando una respuesta que sólo llegará casi al final.

La doctora Biró es una mujer solitaria, muy comprometida con su trabajo. Acude inmediatamente a la llamada del Sr. Grönelwald. Es muy interesante ver cómo actúa y cómo cumple su cometido con Erwin.

Erwin según su padre es mentiroso, fantasioso, “de personalidad débil y carente de gravedad”. Es un ser atemorizado que no sabe qué ha pasado en su vida “”No sé por qué se ensombrece el alma de un niño o de un joven de un día para otro”. Es como los dos anteriores un personaje interesantísimo.
Creo que es un libro imprescindible tanto por la historia que cuenta como por los elementos comentados que construyen la obra: creación de unos personajes ricamente matizados, estructura zigzagueante, crítica social y política, etc.

Agradezco a Babelio y a la Editorial Acantilado, el poder haber leído El sueco.

 “Hemos sido creados para la soledad y para la incredulidad. Lo demás es engaño, debilidad, pereza anímica”.

miércoles, 10 de julio de 2019

Dinero fácil, de Xavier B. Fernández. Esta es la historia de Juan Castillo

Xavier B. Fernández ha sido galardonado con el premio Black Mountain Bossots 2019 por Dinero fácil, una novela que nos traslada a la España del pelotazo donde se juntaron los ladrones de la vieja escuela con los ladrones de cuello blanco.

Juan Castillo aprendió todo lo que sabe con el Vaquilla (alegre bandolero) y su banda. Después de salir de la cárcel y portarse como un caballero durante unos años muy largos le dicen que le queda poco de vida. Ahora sí que no tiene nada que perder, por lo que decide dar un golpe de los buenos para irse al otro mundo por la puerta grande.

viernes, 5 de julio de 2019

Murambi, el libro de los huesos. Una historia que remueve conciencias

Murambi, el libro de los huesos nos cuenta uno de los genocidios más grandes de la historia. Sobre Juvénal Habyarimana. El Gobierno y los interahamwe, solo necesitaban una excusa. A partir de ese momento de realiza una matanza ordenada casa por casa y calle por calle para no dejar testigos vivos que luego puedan contar los hechos.
800.000 personas fueron cruelmente asesinadas por el hecho de ser tutsi. El 6 de abril de 1994 derriban el avión del presidente

miércoles, 3 de julio de 2019

Recomendaciones de libros para el verano

Muchos ya estaréis de vacaciones pero para otros, aún llegamos a tiempo.

Como en Salamandra Negra no cerramos por vacaciones os vamos a recomendar las novelas que creemos imprescindibles para este verano. Algunas ya las hemos comentado, otras las iremos reseñando, pero todas ellas nos han encantado.


Prohibido fijar cárteles, de Paco Gómez Escribano, nos lleva al barrio de Canillejas para acompañar al Lejía, al Tijeras y al Pipo a limpiar de traficantes rumanos las calles. Una novela que nos hace recordar los valores que tenían los barrios de antes, los que debían de haberse conservado y los que debían de haberse evitado.

No digas nada, de Jon Arretxe, nos cuenta las vicisitudes de Touré, emigrante subsahariano, que se dedica a ordeñar ovejas a cambio de un catre en un pueblo del pirineo aragonés. A veces dejar el ruido de la ciudad y volver al campo no significa encontrar la paz

La fuente de las siete valles de Félix G. Modroño es una estupenda novela de historia y amor a los libros. Un relato que nos introduce en los usos y costumbres del Logroño y de añoranza de los Monasterios y sus bibliotecas.

Autofobia es la recopilación de todos los relatos publicados por Juan Ramón Biedma en los que reconoceremos su característico estilo y que irremediablemente nos mostrará el lado más oscuro del ser humano.

Luces negras, otra recopilación de relatos de autores españoles y franceses que viene prologada por Víctor del Árbol y por Bernard Minier que tienen como nexo de unión la ciudad y las terribles historias que se esconden en ella. Los autores de Luces negras son los reconocidos Franck Bouysse Carlos Augusto Casas, Empar Fernández, Christophe Guillaumot, Johana Gustawsson, Susana Hernández, Daniel Hernandez, Jordi Juan, Rafa Melero y Pierre Pouchairet.

Largo pétalo del mar de Isabel Allende, lejos de ser una novela más sobre la guerra civil, de la que apenas da unas pinceladas, cuenta la epopeya de las personas que huyeron a Chile en un barco fletado por Pablo Neruda. Una vez más, Allende nos atrapa con esa prosa única.

Así que aceptar con la dignidad que podáis las olas de calor, las noches en blanco y a los niños jugando a las palitas en la playa y pensad solamente en leer en un chiringuito con una cerveza helada en la mesa.

 Nosotras seguimos comentando nuestras lecturas todo el verano…

viernes, 28 de junio de 2019

Soy la venganza de un hombre muerto, de Alberto Valle. "Soy el odio de un hombre muerto en vida"

Hay pocos temas tan literarios como la venganza. Desde la Ilíada, pasando por Hamlet y el Conde de Montecristo hasta llegar a Soy la venganza de un hombre muerto, de Alberto Valle, Premio de narrativa Ciutat de Vila-Real 2018, que es la novela que os recomiendo hoy.
En 1952 Guillermo Arganda es  inspector de la Brigada de Investigación Criminal que investiga el asesinato de un hombre encontrado en Barcelona, totalmente carbonizado, pero con su cartilla de racionamiento casi intacta. La investigación le lleva hasta Miguel Morera, joven de clase alta, que iniciará con Guillermo una batalla que les conducirá hasta el año 1991 año en el que una Barcelona moderna y pre-olímpica seguirá dando cobijo a personajes sórdidos y oscuros que ajustarán cuentas con el pasado. 
Guillermo descubre que en muchos casos un acontecimiento fortuito, estar o no estar en el sitio correcto, puede hacer que nuestras vidas sean  felices o que seamos empujados al infierno. Y no sólo eso,

viernes, 21 de junio de 2019

La fuente de los siete valles, de Félix G. Modroño. Una novela para los amantes de los libros

La fuente de los siete valles es la sexta novela de Félix G. Modroño, ganador del XLVI Premio de Novela Ateneo de Sevilla con "Secretos del Arenal". El trabajo de Modroño es básicamente histórico con una documentación y un excelso cuidado en la ambientación y el lenguaje de los personajes. Sin embargo en esta novela introduce un factor nuevo, la fantasía, la alquimia, la piedra filosofal o la fuente de los siete valles en la segunda parte del libro.

Comencé a leer La fuente de los siete valles y pasé las páginas despacio disfrutando de la magnífica edición de Erein. Hoy en día no es habitual acariciar páginas tan suaves y cuidadas. Además, esta novela destila amor a los libros. Los personajes que nos ofrece son bibliotecarios, filólogos, historiadores o coleccionistas. Casi todos ellos capaces de traspasar ciertos límites cuando este amor se convierte en pasión, obsesión.

viernes, 14 de junio de 2019

Prohibido fijar cárteles, de Paco Gómez Escribano. Recuperar la energía de la juventud

Prohibido fijar cárteles (nótese la tilde en cárteles) es la nueva novela que Paco Gómez Escribano ambienta en Canillejas, un barrio periférico de Madrid. En este caso el barrio está manejado por un cártel rumano que extorsiona a varios vecinos hasta que, casi por casualidad, un grupo de perdedores inicia una guerra contra ellos.

El Tijeras es un cuarentón alcohólico que vive con su madre y cuya única aspiración es pasar el rato en el bar El Candil y esconder de su madre una botella de DYC. Un buen día entra en el Candil su amigo el Lejía, que después de defender a la Patria en la Legión vuelve al barrio buscando tranquilidad. Pronto se les une el Pipo al que excarcelan por estar en estado terminal. No se meten con nadie, pasan los días en el palo corto de la L que forma la barra del bar, viendo la vida pasar hasta que, por defender al dueño del bar, pegan una paliza a unos matones que resultan ser sicarios del Ruso, rumano que se ha hecho con el tráfico de drogas del barrio y que ofrece préstamos a intereses astronómicos. Por una funesta casualidad, la guerra por la independencia empieza en Canillejas.

martes, 11 de junio de 2019

Guadalajara en negro y dos salamandras

Una vez más las intrépidas Salamandras negras se pusieron en camino y esta vez llegaron a  sin importarles el clima, el horario o la lejanía al segundo certamen de Guadalajara en negro

Castilla esperaba y llegaron raudas a El Corte Inglés de Guadalajara para empezar la jornada literaria.

Manu Marlasca no defraudó. Nos habló de su libro Cazaré al monstruo por ti con una franqueza y un sentimiento que delataba su respeto y cariño por las niñas que fueron víctimas del pederasta de Ciudad Lineal. Retrató el trabajo de la Policía madrileña y de la Jueza del caso con una defensa incondicional y admirada. Nos contó la historia como la escribió.